Rompen Maleficio

No hay mal que dure 100 años y Cruz Azul al fin volvió a ganar en el Azteca después de casi cuatro meses.
Los cementeros habían perdido peso como locales desde que obtuvieron su último triunfo como local el dos de abril ante los Rojinegros del Atlas, por lo que tampoco habían sumado de a tres como locales en la era de Diego Aguirre.
El estratega uruguayo tenía una tarde complicada, pues debía imponerse a las lesiones de Alejandro Mayorga y el ‘Cata’ Domínguez, además de la partida de Santiago Giménez, pero le dio un voto de confianza al chileno Iván Morales que respondió con gol.
Después de cinco meses en México, el delantero andino recibió la oportunidad más importante de todas y aprovechó su momento para marcar su primer gol en México, luego de recibir un balón fuera del área y sin pensarlo dos veces sacó un derechazo que venció a la Malagón a los 38 minutos.
La Máquina encontró la confianza que necesitaba después de perder la brújula en el arranque de torneo y comenzó a dominar el encuentro.
Ya en el complemento, Aguirre hizo debutar a Gonzalo Carneiro y poco a poco gestionó sus piezas para cerrarle los caminos al cuadro necaxista que muy pronto se quedó sin ideas ofensivas .
Aunque el partido no fue brillante, la escuadra cruzazulina entendió que la victoria era una urgencia y cerró el partido de tal manera que la victoria no se le fuera de las manos .
Además de volver a hacer suyo el Azteca, Cruz Azul puso fin a una racha de cuatro partidos sin ganar con Diego Aguirre en el banquillo.