Primeros auxilios en vacaciones

Con las vacaciones también aumenta el riesgo de sufrir ahogamiento o un atragantamiento, ¿sabes qué hacer ante una situación así?, aquí te damos unos consejos

Aylin R. Jiménez

Diario El Mundo

Orizaba.- Las vacaciones de verano ha iniciado y con ellas, viajes y salidas. Con la temporada de calor la mejor opción siempre es un día de campo, una salida a alguna alberca, algún balneario o si se puede hasta la playa.

Pero te has preguntado qué podrías hacer en caso de que fueras testigo de que una persona mientras come se atraganta o alguien que se metió al agua no sabe nadar, se fue a la parte profunda y se está ahogando.

¿Cómo podrías ayudar?, ¿Sabes realizar la maniobra de Heimlich? En este artículo te compartiremos información brindada por expertos para reaccionar ante esta situación.

EL ATRAGANTAMIENTO

En ocasiones suelen existir confusiones con el término “se ahogó”, porque éste puede referirse a atragantamiento con algún alimento o un ahogamiento en alguna piscina o lago.

La Técnico en Urgencias Médicas (TUM) M.H.C explicó la diferencia entre estos dos términos que mucha gente relaciona a la misma situación aunque no sea así.

Detalló que ante una situación de atragantamiento lo primero que se debe hacer es mantener la calma.

“Si la persona que se está atragantando presenta una obstrucción leve donde se presenta una tos y existe un intercambio adecuado de aire, debemos de animar a la víctima a que continúe tosiendo, sin intervenir de los intentos de la persona para eliminar dicha obstrucción.

De igual manera tenemos que tener en cuenta que siempre debemos permanecer con la víctima y controlar su estado, pues, si la obstrucción continua y la persona comienza a presentar signos de obstrucción grave tenemos que activar el sistema de respuesta de emergencias”

 La paramédico explicó que hay signos que indican si la obstrucción es grave, los cuales son: que la persona se sujete el cuello con las manos realizando el conocido signo de “obstrucción universal”, si la tos es débil o es ausente, si hay dificultad respiratoria, inclusive cianosis, que significa que sus labios o piel se tornan de color azul obscuro.

Cuando se presenta esto, lo que se debe hacer es acercarse a la víctima y preguntar “¿Se está atragantando?”, si la persona asiente y no puede hablar, se trata de una obstrucción grave y ahí debemos de ponernos en marcha para despejar la vía aérea, realizando la “Maniobra de Heimlich”.

EL PASO POR PASO PARA SALVAR UNA VIDA

1.- Ponernos de pie o arrodillado tras la víctima, rodeándola con los brazos por la cintura, cerrando una mano en forma de puño.

2.- Colocaremos el lado del pulgar del puño contra el abdomen de la víctima, en la línea media, ligeramente por encima del ombligo, antes del esternón.

3.- Agarramos el puño con la otra mano y presionaremos el puño hacia adentro del abdomen de la víctima con una compresión rápida y firme hacia arriba, el movimiento debe repetirse hasta que el objeto salga expulsando de la vía aérea.

DATO: Si la víctima está embarazada o tiene sobrepeso no se realizan compresiones torácicas, sino abdominales.

Cabe resaltar que si el estado de la víctima se deteriora, es completamente necesario llamar a los servicios de emergencia.

EL AHOGAMIENTO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que el ahogamiento se define como el proceso de sufrir dificultades respiratorias por sumersión o inmersión en un líquido, con resultados que se clasifican en muerte, morbilidad y falta de morbilidad. Cabe resaltar que morbilidad significa que el paciente experimenta alguna enfermedad o algún otro efecto adverso, como inconsciencia o neumonía.

M.H.C explicó que el proceso de ahogarse comienza desde que una persona lucha por mantenerse flotando en el agua, tomando grandes bocanadas de aire y al mismo tiempo manotea para salir, cuando ya no puede mantenerse a flote y comienza a sumergirse, trata de hacer una inspiración profunda y sostenerla, en tanto lo hace, el agua puede ingresar a la vía aérea.

“Cuando se presenta una situación de este índole es necesario llamar a los servicios de emergencia inmediatamente, puesto que ellos realizarán las maniobras necesarias para retirar a la víctima del agua

Muchas veces las personas en desesperación ingresan al agua para salvar al individuo que está sufriendo un ahogamiento, pero al no tener los conocimientos pertinentes, la víctima tiende a sumergir a quien intenta ayudarlo, y eso provoca que de igual manera, se ahogue quien esté ayudando, por ello, siempre recordemos que es preferible salvaguardarnos como personas y dejar en manos de expertos los actos correspondientes para ayudar y salvar a la víctima”.

Es importante recalcar que si no se tienen los conocimientos necesarios para ayudar a la víctima la única opción es llamar a emergencias para no empeorar la situación.