Rinde Puebla homenaje a Enrique Florescano

De la Redacción

El pasado jueves  30 de junio en el Museo Regional de Cholula, el investigador Enrique Florescano Mayet que recibió recientemente el Premio Alfonso Reyes por parte de El Colegio de México, institución académica y octogenaria con la que está vinculado, recibió un homenaje organizado por la Secretaría de Cultura (SC) estatal.

La historia, Enrique Florescano Mayet (Coscomatepec de Bravo, Veracruz, 1937) la ha investigado, reflexionado, cuestionado.

En varias décadas, ha ido de tema en tema, e incluso de disciplina en disciplina, haciendo una labor vital que ha nutrido no solo a la historia sino a su vida misma.

“Es una belleza y un arte que me ha entusiasmado toda mi vida y me ha permitido vivir así”, afirmó el historiador formado en la Universidad Veracruzana y doctorado en la Escuela Práctica de Altos Estudios de la Universidad de París.

En el acto animado por el antropólogo Julio Glockner, quien planteó incluso la necesidad de defensa del maíz como grano identitario de México que es amenazado por empresas transnacionales que buscan su casi segura desaparición con la siembra de semillas transgénicas, el historiador Enrique Florescano presentó su más reciente trabajo que gira, precisamente, en torno al maíz.

Se trató del libro Dioses y héroes del México antiguo, y del video El mito del dios del Maíz, con los cuales el historiador cierra una etapa que comenzó en 1963 en torno a este tema primordial en la cultura, el pensamiento y la cosmogonía mesoamericana.

Libro y video se complementaron con la exposición de talavera en la que Talavera de la Reyna plasmó, basada en las investigaciones del propio Florescano, el mito de surgimiento del maíz y su conversión a ese “dios humanizado”, a esa planta que dio de comer a sociedades mesoamericanas y que lo sigue haciendo hoy, pese a amenazas.

Contento, Enrique Florescano llegó puntual a la cita. Rodeado de familiares y amigos recordó que al Museo Regional de Cholula había asistido a su inauguración. En su espera contó, durante una entrevista, que la historia había sido un enriquecimiento constante, pues de ella había aprendido todas variantes de la interpretación histórica y todas las corrientes de investigación nuevas, lo mismo en México que en Francia.

La frase

(La historia) me da una alegría para conocer, para ir aprendiendo retos nuevos y aventuras nuevas. Es algo excepcional. Investigando se llega a nuevas rutas, a nuevas interpretaciones, nuevos temas”.

Enrique Florescano Mayet

Historiador e investigador