Mentira e inutilidad del gasto de Dos Bocas

Hands writing on old typewriter over wooden table background

El Baldón

José Miguel Cobián

“Sabes que le importas a tus gobernantes cuando te dicen la verdad”. José miguel Cobián

Te invito a la inauguración de mi Paletería.  Como todas se va a llamar ¨La Michoacana¨.   Si llegas y ves que los pisos ya están puestos, las oficinas listas y los jardines muy bonitos, vas a estar contento.   Si me preguntas por los congeladores, la maquinaria para hacer nieve, helado y paletas, todo eso va a estar listo más o menos en uno o dos años.  Pero no importa, te invito a la inauguración, porque yo dije que hoy se inaugura, y así será, aunque no produzca una sola paleta o helado.    Es más, seguirán trabajando en ella hasta cuando menos el 2024.   Pero debes creerme, porque me crees, siempre.

Así fue la inauguración de la refinería Olmeca en Dos Bocas.   Una refinería que se le dijo al presidente López que no estaría lista para el 1 de julio de 2022.  Pero a él no le importó. Él quiere celebrar su triunfo electoral otro 1 de julio, y por eso celebró ese día.  Sin importar que no estuviera listo nada, sin respeto para el ciudadano, total de mascotas y solovinos ignorantes no baja a sus seguidores.  El incremento brutal en el costo de la refinería tampoco fue mencionado. De 8 mil a 14 mil millones de dólares. De esos, cuando menos dos o tres mil millones se han ido a los bolsillos de quienes administran la construcción y de quién la ordenó.

En la revista Energía a Debate señalaron los siguientes puntos para demostrar que se inaugura un cascarón que no está terminado:  (Por cierto con el cinismo de señalar que es la primera fase) ¿Cuánto habrá de costar la siguiente fase?

1. La torre del flare no tiene el flare. Es sólo la torre, por lo que no se pueden iniciar las pruebas.

2. En las imágenes de la transmisión se observaron al menos 10 grúas, 3 de ellas son para cargas superiores a 350 toneladas, o sea que siguen montando cosas grandes.

3. Hay al menos 2 grúas torre, que se usan para mover equipos ligeros y material a posiciones elevadas o difíciles. Para iniciar el periodo de pruebas, no debería haber grúas.

4. El rack de la coquizadora (al lado izquierdo del flare) no está terminado. Están los tambores, pero no están conectados a nada, y lo mismo con el resto de los equipos.

5. La zona de plantas de proceso está llena de equipos pesados… grúas, plataformas elevadoras, camiones, etc. Los caminos no están terminados, y siguen montando cualquier cantidad de cosas.

6. Los cuatro módulos que están antes del puente son los “cassettes” de tubería que van dentro de las calderas de la cogeneración (o son preensambles para algo), pero si están ahí, no están en su lugar.

7. Los racks están vacíos. Les falta montar más tubería y terminar de soldar.

8. La toma aérea no deja ver mucho detalle, pero es clarísimo que no hay casi NADA conectado a nivel de equipos mayores desde/hacia ningún lado.

9. Todas las grúas rojas que están operando siguen moviendo equipos pesados, o sea que el montaje (la fase mecánica) no está terminada ni de cerca.

10. No hay caminos terminados, ni equipos/instalaciones contra incendio permanentes.

11. La toma “de regreso” es más de lo mismo. No hay nada conectado. Estructuras incompletas, no se ven muchas bandejas de cable.

12. Todavía no es visible la planta de cogeneración, cuyo permiso apenas fue entregado ayer a Pemex por la Comisión Reguladora de Energía.

13. Faltan muchos tubos a nivel piso, o pasos de tubo entre los racks.

14. No se percibe la terminación en prácticamente ninguno de los “equipos críticos” señalados por la secretaria de Energía.

15. Los módulos de los racks se ven razonablemente completos, porque son preensambles, aún no están instalados.

Todos los mexicanos sabemos intuitivamente que la refinación le ha costado mucho dinero al país.   La mitad de las pérdidas de PEMEX de 2017 a 2022 vienen del área de refinación nada más 1 billón 200 mil millones de pesos.

Históricamente la refinación no ha sido negocio para PEMEX, por la corrupción (aún vigente), por la enorme carga laboral y de pensiones.  Porque las pérdidas son mejor negocio para el sindicato, para los trabajadores de confianza y para los directivos.    Esa fue la razón principal por la cual se le dijo al presidente López que no valía la pena hacer otra refinería.

El presidente prometió que para este año, se estarían refinando 1 millón 200 mil barriles diarios.  El director de PEMEX bajó la meta a 900,000 barriles diarios pero de enero a Mayo solo se refinaron en promedio 829,227, por debajo de la meta ya rebajada por Romero Oropeza.  Y la tendencia es a la baja, en todas las refinerías.

Dos Bocas no va a refinar 340,000 por lo menos hasta 2026. Deer Park en abril procesó 251,000 barriles de 309,000 que era su meta.    A Tula le faltan 116,000 barriles diarios para llegar a su meta de producción.   A Salina Cruz le faltan 114,000, Madero tiene un faltante de 68,200, A Cadereyta le faltan 107,000, Salamanca está por debajo de su meta  en 63,000 bd,  y Minatitlán 77,000 barriles diarios por debajo.

La desatención al sistema nacional de refinación en el sexenio es evidente. Todos los recursos fueron al capricho de Dos bocas, que paradójicamente si funciona bien, producirá menos gasolina que el conjunto de refinerías existentes en caso de lograr sus metas que son de 545,000 barriles diarios.  Una muestra más de que fue un error tirar dinero en Dos Bocas cuando se pudo invertir en mejorar la infraestructura existente.

El Presidente quiere dejar su nombre en los libros de historia, sin importar lo que perjudique o beneficie al país.   La Ignorancia, la soberbia y la egolatría del señor presidente dañan a todos los mexicanos.

www.josecobian.blogspot.com   [email protected]   @jmcmex