Mantiene Gobierno estrategia fallida contra violencia: Diócesis

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

El Gobierno mantiene una estrategia fallida en materia de seguridad; la violencia y la impunidad se han exacerbado en la sociedad que vive a diario desapariciones, asesinatos y secuestros.
Lo anterior en opinión del vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkin Enríquez Báez, quien lamentó las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien criticó a la Iglesia Católica luego de que obispos de México y la comunidad jesuita le pidieran cambiar la estrategia de seguridad.
Al respecto, Enríquez Báez comentó que el hecho de que el Presidente desconozca lo que ha hecho la iglesia en tiempos pasados, no significa que no haya sido realizado.
“El Presidente ignora que desde hace varios años la Iglesia, cumpliendo la misión profética, ha denunciado situaciones de violencia, situaciones de injusticia social en distintos documentos desde el año 2000 a la fecha; siempre los documentos del Episcopado han intervenido en momentos de coyuntura nacional, en los momentos de transición democrática con los distintos gobiernos, de los distintos partidos que ha habido en los últimos 20 años. La Iglesia también ha tenido una palabra para denunciar situaciones que atentan contra el bien común de nuestro país”, comentó.
Enfatizó en que la acusación que hace el Presidente contra la Iglesia Católica es fruto del desconocimiento, pero eso no lo exime de la responsabilidad que tiene de evaluar su estrategia fallida, de evaluar el cómo se está dirigiendo el país ante una violencia exacerbada.
“No es distrayendo y creando más distractores como se va a solucionar la situación de violencia en el país; es aceptando una realidad de la violencia y la impunidad que está afectando a los mexicanos, que está afectando porque desaparecen miembros de su familia, que está afectando porque han tenido que cerrar negocios, que está afectando porque los están extorsionando, que está afectando porque tienen que huir de sus comunidades y han sido desplazados por la violencia, que está afectando porque han tenido que dejar sus campos de cultivo, que está afectando porque cuando falta un miembro de la familia se crea una crisis familiar y económica, educativa social; y todo esto lo están padeciendo los mexicanos”, comentó.
Consideró que se debe revisar la estrategia de seguridad, y eso también se le ha dicho a gobiernos pasados, pero ahora también se le tiene que decir al gobierno en turno.
Aseguró que esta demanda no solo se hace a nombre de la Iglesia Católica sino también de las comunidades que están sufriendo esa violencia.
Señaló que los obispos de México en el mensaje que entregaron la semana antepasada, ya lo han advertido: la estrategia de seguridad en el país está fallando y se constata por el número desaparecidos, por las personas secuestradas, por las personas que sufren a causa de la violencia, por las comunidades intranquilas, por los sucesos lamentables que se han dado en nuestra región y lo que se percibe en el país.
“Creo que se tiene que revisar la estrategia de seguridad para manifestar que estamos en un estado de derecho donde no hay impunidad, donde se aplica la ley”, comentó.

PACIFICACIÓN
Enríquez Báez señaló que la pacificación tiene que ver con la cultura, con una nueva educación, con reconocer que la violencia no se vence con violencia, pero también tiene que ver con la aplicación de la ley, con la aplicación del Estado de derecho, con la que las instituciones realicen el trabajo que la ciudadanía les demanda, con el combate de la delincuencia.