¡Justicia para Ángel!

Tras cumplirse más de 48 horas de la privación ilegal de la libertad del director de una primaria; maestros, vecinos y amigos exigen respuestas a las autoridades

Lucy Rivas

El Mundo de Orizaba

Ixhuatlancillo.-“¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!, ¡Justicia para Ángel!, ¡El Magisterio no está completo nos falta Ángel! “ fueron parte de las consignas que familiares, amigos y docentes gritaron durante la marcha de apoyo para exigir a las autoridades la aparición con vida de Ángel López Cruz, quien es director de la escuela primaria Rafael Hernández Ochoa, en Ixhuatlancillo, y que fue privado de su libertad el pasado 30 de junio cuando ingresaba al plantel y del que hasta el momento no se sabe nada.

Ayer, poco antes del mediodía, los manifestantes se reunieron en las inmediaciones de la gasolinera de la entrada a la Unidad Habitacional de Valle Dorado en Ixhuatlancillo, y vestidos de blanco y cartulinas en mano, partieron con rumbo a la Norte 2 con dirección al parque Apolinar Castillo en Orizaba.

Durante su recorrido no pararon de exigir la aparición con vida del maestro, y confían en que sus súplicas serán escuchadas, pues reconocen que es un joven dedicado a trabajar y responsable.

‘Te buscamos’

“¡Ángel López Cruz, te estamos buscando tu familia, amigos y alumnos, te estamos esperando!”, señalaron.

Y es que el pasado jueves 30 de junio del presente año, minutos después de las 7 de la mañana, el profesor llegó a la puerta del plantel, puso una mochila en el piso, bajó un seguro del portón e introdujo las llaves para abrirlo, y se presume que fue ahí, cuando fue interceptado y hasta ahora no se ha sabido nada de él.

Durante el recorrido, también se hicieron presentes padres de familia acompañados de sus hijos, quienes conocen al profesor y también exigen que regrese, señalando “¡Profe Ángel te estamos esperando!”.

Con su fotografía en mano, los pequeños pedían que “regresen al maestro Ángel “, pues un maestro no debería estar perdido en las calles, si no en un salón de clases, se leía en uno de los carteles.