25 años de Afores

Agencias

Se cumplen 25 años del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y el reto más importante es que los mexicanos conozcan que ahora es responsabilidad de cada uno la forma en que se quiere vivir al jubilarse.

Bernardo González Rosas, presidente de Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), refirió que aún no se ha logrado que los trabajadores sepan que tienen una cuenta de ahorro para el retiro, cuánto dinero tiene en ésta, qué administradoras de fondos para el retiro (Afores) la maneja y cómo lo hace.

Desde el 1 de julio de 1997, los trabajadores de la economía formal se olvidaron de poder jubilarse con casi la totalidad de su sueldo íntegro bajo un esquema de beneficio definido (una pensión fija definida por los años de trabajo) para darle paso a las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores). En estas entidades financieras, el peso del monto de pensión recae en cuentas individuales, donde hay una aportación obligatoria de las empresas o empleadores y otra parte recae en el ahorro que haga el trabajador. Entre más ahorro tenga el usuario, mejor pensión tendrá.

Mientras que en 1997 el Sistema de Ahorro para el Retiro ya reformado inició con 22 Afores y apenas unos 10 millones de trabajadores registrados, en mayo de 2022 la Consar registra 70.8 millones de cuentas que administran 7 mil millones de pesos ahorrados por los mexicanos.

El panorama, sin embargo, no pinta bien para los trabajadores que se van a jubilar bajo este esquema, conocido como la Generación Afore. Iván Pliego Moreno, actual presidente de la Consar, dice que aunque la reforma de 1997 contribuyó para las finanzas públicas, aún quedan pendientes para que los trabajadores tengan un retiro digno.“A la mitad de camino para esta llamada generación Afore que empezó a cotizar en este esquema, las expectativas no han sido halagüeñas”, expone.

El esquema de ahorro actual considera que el Estado y las empresas aporten 6.5% del salario base de cada trabajador para que se inviertan en las Sociedades de Inversión especializadas (Siefores). Con este porcentaje, un trabajador solo puede aspirar a cobrar entre el 20% y el 30% de su salario al momento de su vejez.

Pero que millones de mexicanos entren y salgan de la informalidad laboral afecta gravemente el monto que pueden tener al momento de llegar a su vejez. Con una tasa de 55.6% de trabajadores informales, las expectativas de una pensión digna se reducen.

Al mismo tiempo, los trabajadores echan mano de sus ahorros para el retiro cuando se ven en apuros financieros debido al desempleo. Hasta 2021, cada vez más trabajadores retiraron parcialmente de sus fondos, lo que perjudica desde 10% y más el monto que puedan recibir al momento de su jubilación.

Pero aunque el tema ha cobrado relevancia desde la reforma de 1997, hay quienes no tienen ni idea de en qué Afore están registrados. De los 70.8 millones de cuentas existentes, 18.1 millones son de personas que desconocen el rumbo de sus ahorros,