¡Banana!

Agencias
Unas de las estrellas más grandes del cine apenas hablan inglés o cualquier otro idioma. Claro, ocasionalmente se les puede escuchar decir “¡Banana!” o “¡Smoochy smoochy!”, pero la mayor parte de lo que dicen son galimatías (lenguaje difícil de comprender por la impropiedad de las frases).
Los Minions pueden ser las estrellas de cine en lengua extranjera más populares y lucrativas del mundo, incluso si el “minionés” no es un idioma reconocido oficialmente.
Este verano, las criaturas amarillas con gafas regresan más para expandir aún más su considerable imperio en Minions: nace un villano, que se estrena hoy en cines.
Mi villano favorito -con una cuarta entrega prevista para 2024- y sus derivados Minions ya se ubican como la franquicia de cintas animadas más lucrativas de la historia con más de 3 mil 700 millones de dólares recaudados en la taquilla mundial.
Esa es una gran razón por la cual Universal Pictures retrasó Minions: nace un villano durante los últimos dos años de la pandemia. En cuestión de 12 años, los Minions -una horda de secuaces en su mayoría incompetentes, pero ferozmente leales que se roban la escena- se han convertido en una fuerza formidable con una presencia cultural omnipresente.

¿De qué trata la película?
De acuerdo con la descripción de la película, la historia contará la vida de Gru, un niño de 12 años de los suburbios en la década de 1970, que planea apoderarse del mundo desde su sótano. Sin embargo, no le va especialmente bien. Cuando Gru se cruza con los Minions, incluidos Kevin, Stuart, Bob y Otto, un nuevo Minion con aparatos ortopédicos y una necesidad desesperada de complacer, esta familia inesperada une fuerzas.
Juntos, construyen su primera guarida, diseñan sus primeras armas y se esfuerzan por ejecutar sus primeras misiones. Cuando el infame supergrupo de supervillanos, Los Vicious 6, expulsa a su líder, el legendario luchador de artes marciales Wild Knuckles, Gru, su más ferviente admirador, es entrevistado para convertirse en su miembro más nuevo.