Van por destitución de Presidente de Ecuador

Agencias

El pleno de la Asamblea Nacional retomó la sesión 782 a las 16:00 de este domingo, en la reunión se continuó el debate acerca del pedido de destitución que presentaron los legisladores correístas de la bancada de Unión por la Esperanza (UNES) en contra del presidente, Guillermo Lasso.

La reunión del pleno tratará el planteamiento de la oposición “conforme el numeral 2 del artículo 130 de la Constitución, con base en la petición de al menos la tercera parte de los miembros de la Asamblea”.

Este domingo habrían participado los 40 legisladores que se inscribieron para intervenir en el debate, que se realizará de forma virtual. Hasta la madrugada intervinieron 31 legisladores en la primera jornada.

Según establece la Ley, se requiere 92 votos para aprobar el proceso de una posible destitución.

Y es que tras dos semanas de movilizaciones, las protestas encabezadas por grupos indígenas han escalado hasta interrumpir el orden del gobierno de Ecuador.

La Asamblea Nacional inició el sábado una moción de censura para debatir la destitución del presidente Guillermo Lasso. Los legisladores de la oposición han señalado su papel en “la grave crisis política y la conmoción interna” que ha dejado seis civiles muertos y decenas de heridos en ambos bandos.

Y es que con un Ecuador paralizado desde hace dos semanas y con la población consternada por las protestas de las organizaciones indígenas, la Revolución Ciudadana del exmandatario Rafael Correa ha visto el escenario propicio para lanzarse a destituir al presidente Lasso.

El movimiento de izquierdas presentó el viernes, en medio de la negociación del Gobierno con los manifestantes, una iniciativa en la Asamblea Nacional para forzar la salida del Jefe de Estado. La bancada de Unión por la Esperanza (UNES), integrada por políticos leales al expresidente Correa, no cuenta con votos suficientes del resto de la oposición para que prospere la moción de censura, pero sí para proponerla y someterla a votación, en un momento de máxima agitación política en el país.