‘El amor de Jesús es incondicional’

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- Se consagraron 800 familias, padres e hijos se sienten bajo la mirada y en la familiaridad de Dios, quien muestra el camino y se viva al amparo de su luz, lo anterior en el marco de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.

La Iglesia celebra la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, y con ella, se recuerda que el amor de Jesús es incondicional y que, acompaña a donde quiera que se vaya.

Cientos de veladoras blancas con los apellidos de cada familia iluminaron el camino hacia el altar de la parroquia el Sagrado Corazón de Jesús, cada una representó una familia encomendada al Santo Patrono.

“Te consagramos nuestra familia, que la llama de Tu corazón nos ilumine y nos muestre el camino; que vivamos al amparo de Tu luz, sepamos obedecer lo que nos pides, que no pongamos diques a Tu gracia y aceptemos con gozo y gratitud nuestra cruz”, es parte de la oración al Sagrado Corazón de Jesús.

Con ello, se busca que los hogares se llenen de gozo, amor y fe, además de que prevalezca la paciencia, la tolerancia y el respeto mutuo, que haya paz así como consuelo y esperanza en tiempos difíciles.

Los apellidos de las familias interesadas en inscribirse, fueron colocados dentro del corazón de la imagen que preside el templo parroquial como símbolo de la cercanía con Jesús, y la veladora colocada y encendida sobre el camino que conduce al altar.

Lo anterior, como parte de los festejos patronales y que se celebraron con gran participación de los feligreses, se llevaron diversas actividades eclesiásticas, debido a que se habían restringido algunas, debido a la pandemia a causa del Covid-19.

La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús se celebra desde los años 1600, aproximadamente. En esos tiempos, Jesús se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque y le contó su deseo de tener un día consagrado a su corazón.

De acuerdo con las palabras de Jesús, Él quería un día especial para que las personas pidieran perdón a Su corazón. De esta forma, se pueden “reparar los ultrajes por él recibidos durante el tiempo que ha permanecido expuesto en los altares”.

En esta fecha también se puede consagrar a la familia al Santísimo Corazón de Jesús.

Para finalizar, cabe resaltar que el año pasado fueron poco más de 600 a las familias las que se consagraron al Sagrado Corazón de Jesús, y este año, superó la cifra, debido a que cada vez son más familias las que buscan la guía espiritual para salir adelante.