Prohíbe EU el aborto

Agencias

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió anular la histórica sentencia Roe contra Wade de 1973, que reconocía el derecho constitucional de la mujer al aborto y lo legalizaba en todo el país, lo que permitirá a las Entidades que así lo quieran prohibir la interrupción del embarazo.

El tribunal, en un fallo de 6-3 impulsado por su mayoría conservadora, confirmó una ley de Misisipi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas.

Los jueces sostuvieron que la decisión del caso Roe vs.Wade, que permitía los abortos realizados antes de que un feto fuera viable fuera del útero —entre las 24 y 28 semanas de embarazo—, fue errónea porque la Constitución de Estados Unidos no menciona específicamente el derecho al aborto.

Ahora, revocada Roe vs. Wade, la decisión histórica de 1973 que garantizaba el derecho constitucional al aborto en EU, queda en manos de los estados legislar si la interrupción del embarazo es legal o no y bajo qué circunstancias.

Tras conocerse el fallo del Supremo, Misuri y Texas han sido los primeros estados en restringir el aborto.

Lo han hecho por medio de leyes desencadenantes, también conocidas como de activación o “gatillo”, diseñadas para entrar en vigencia automáticamente o mediante una acción estatal rápida una vez eliminada la protección constitucional.

En un país muy dividido es probable que la mitad de los estados, especialmente en el sur y el centro más conservadores y religiosos, podrían prohibirlas en un plazo más o menos corto.

Se prevé que varios estados sigan los pasos de Misuri y Texas. Y es que otros 11 tienen listas leyes desencadenantes: Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Oklahoma, Tennessee, Utah y Wyoming.

Y en al menos otros cuatro estados podrían revivir las prohibiciones del aborto anteriores a Roe vs. Wade o tendrían nuevas leyes que no han sido bloqueadas por tribunales: Alabama, Arizona, Florida y Wisconsin.

Contra el aborto  

Texas y Misuri, los primeros

Las leyes de activación automática, preparadas por 13 Estados de Estados Unidos, han permitido al de Misuri ser el primero en poner fin de manera efectiva al derecho al aborto, menos de una hora después de conocerse la derogación de la doctrina Roe contra Wade por parte del Tribunal Supremo.

Aunque la decisión del alto tribunal no va de la mano con la opinión pública ―más del 60% de los estadunidenses defienden la interrupción voluntaria y legal del embarazo―, Misuri lleva desde este viernes la delantera de los Estados prohibicionistas, y desencadena un efecto dominó que amenaza con disparar la polarización política del país, además de empujar a cientos de miles de mujeres a los pocos Estados refugio donde puedan poner fin de manera legal y segura a su embarazo.

Por su parte, la legislatura de Texas aprobó en mayo del 2021 el proyecto y fue convertido en ley por el gobernador Greg Abbott pocos días después, en junio 16.

La ley convertirá los abortos en ilegales en todos los casos, excepto cuando la vida de la madre esté en riesgo o haya probabilidades de serias lesiones.

La norma no establece excepción alguna, incluso, cuando la mujer ha sido objeto de violación.