Urgencias: El retraso es devastador

 

Los servicios de emergencia de los hospitales son de vital importancia para la atención inicial del paciente crítico, pero a veces la atención se ve obstaculizada por la saturación de espacio

Agencias

Hasta el 15 por ciento de las urgencias médicas son neurológicas, como los accidentes cerebrovasculares, siendo el infarto cerebral, las cefaleas y la epilepsia las alteraciones más comunes.

Sin embargo, estas afecciones pueden ser difíciles de diagnosticar, y los retrasos en el reconocimiento y el tratamiento pueden tener resultados devastadores, con altas tasas de discapacidad a largo plazo e, incluso, provocando la muerte, indicó Daniel Sánchez Arreola, presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias.
El especialista participó con la conferencia “Escalas de valoración neurológica en urgencias” en el congreso que organizó recientemente la Asociación Mexicana de Enfermeras Especializadas en Medicina Crítica y Terapia Intensiva.

Tiempo vital
Sánchez Arreola indicó que cuando una persona está sufriendo una emergencia neurológica el tiempo es vital, ya que por cada minuto que transcurre sin que la persona reciba tratamiento, en su cerebro mueren millones de neuronas, lo que complica las probabilidades de una recuperación exitosa. Por ello, dijo, se recomienda que las personas con urgencias neurológicas reciban atención prehospitalaria mientras esperan la consulta neurológica. Siguiendo esa misma línea, agregó que la atención de los pacientes con patologías neurológicas agudas en los centros de salud constituyen una preocupación latente. “De una atención inmediata, oportuna y eficaz depende, no solo la sobrevivencia del paciente, sino su recuperación con el menor grado de secuelas posible”, señaló.

Así pues, los servicios de emergencia de los hospitales son de vital importancia para la atención inicial del paciente crítico. No obstante, muchas veces la atención se ve obstaculizada por la saturación de los servicios, los elevados tiempos de espera y la falta de personal especializado.

En concreto, se calcula que los retrasos en servicios de urgencias incrementan hasta 1.6 veces las posibilidades de que la persona muera o que su estancia hospitalaria sea más prolongada.

Especialistas coinciden en la importancia de mejorar los procesos de atención de servicios de emergencias, pues mediante ellos se podrán reducir costos hospitalarios y mejorar la salud del paciente y su calidad de vida.

Las señales

Entrevistado por separado y ajeno al congreso, Luis Adrián Rendón, especialista en medicina interna y terapia intensiva, dijo que las manifestaciones más comunes de las urgencias neurológicas incluyen dolor de cabeza, que da súbitamente, parálisis, temblor, convulsiones, vértigo, ceguera y pérdida del conocimiento.

“La aparición de cualquiera de ellas amerita una atención especializada urgente”, señaló.

El tiempo
El área de urgencias en los hospitales es la más demandante para quienes se encuentran en turno. No hay hora ni fecha exacta para recibir a alguien, simplemente los pacientes llegan y se tienen que atender.
Sin embargo, y a pesar de la importancia del tiempo, el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Salud 2018, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), reveló que los servicios de salud que están a cargo de gobiernos estatales suelen tardar 56.7 minutos en atender a un paciente; el IMSS, 51 minutos; las fuerzas armadas, 13.8 minutos; las universidades, 13.2 minutos, y las instituciones privadas, 12.7 minutos.

TABLA
Las 10 principales
De acuerdo con datos del Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la Situación Financiera y los Riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social 2017 – 2018 publicado por el IMSS, los 10 principales motivos de consultas de urgencias a los Hospitales de esta institución, en 2017, fueron:

1. Infecciones respiratorias agudas: estas enfermedades no sólo afectan oído, nariz y garganta, también pueden llegar a tener repercusiones graves en los pulmones. Y con 3.1 millones de casos atendidos, en 2017, se convierten en el principal problema que requiere atención médica de urgencia para los mexicanos.

2. Traumatismos y envenenamientos: estos padecimientos se clasifican en el segundo puesto debido que juntan el 15% de personas atendidas en estado de emergencia.

3. Enfermedades infecciosas intestinales: la fiebre tifoidea, el cólera, la salmonelosis y la tricomoniasis, son algunas de las enfermedades que entran en este grupo de infecciones que aqueja a tantas personas en México. 1.4 millón fueron intervenidos, según los datos del IMSS.

4. Embarazo, parto y puerperio: al igual que la posición anterior, pero en este caso mujeres, son el 7% dentro del total de personas estabilizadas o atendidas.

5. Enfermedades del corazón: de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud estas enfermedades son la principal causa de muerte en todo el mundo, y en México se asistieron, hace dos años, aproximadamente 700 mil de personas en clínicas del IMSS.

6. Dorsopatías: estas afecciones en la columna vertebral llevaron a urgencias a 600 mil personas.

7. Infección en las vías urinarias: al ser tratadas rápida y adecuadamente no genera complicaciones, pero si no es así pueden generar un daño renal permanente, septicemia, nacimiento de bebés prematuros y estrechamiento de la uretra en hombres. Aproximadamente 500 mil personas fueron estabilizadas, hace dos años por estos padecimientos.

8. Enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo: aproximadamente 200 mil personas con estos padecimientos fueron atendidas de manera urgente.

9. Diabetes mellitus: la baja producción de insulina en los pacientes diabéticos, y tanto sus complicaciones como poco cuidados han llevado a 400 mil personas a pisar la sala de urgencias.

10. Trastornos de los tejidos blandos: los síndromes reumáticos como la bursitis y tendinitis han ocasionado que 300 mil personas necesiten ser atendidas de inmediato.