En busca de un nuevo refugio

HUIXTLA, CHIAPAS, 07JUNIO2022.- La caravana migrante continúa su camino para salir del estado chiapaneco, después de recorrer 30 kilómetros desde las tres de la mañana, los migrantes pasan la tarde en un espacio público del municipio de Huixtla. Muchos migrantes lograron subir a tráileres y camionetas de redilas para adelantar su paso. FOTO: ISABEL MATEOS/CUARTOSCURO.COM

 

Cada vez a más familias de Centroamérica se separan y dejan su hogar ante la falta de condiciones sostenibles, por violencia o por hambre

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

La violencia, la pobreza, el hambre, la situación política y social, así como la falta de oportunidades obliga cada vez a más familias de Centroamérica a separarse, a dejar sus territorios y hogares para ir a buscar refugio a otros países.
En octubre de 2018 a través de redes sociales se convocó, en Honduras, a una marcha migrante, el lema era “No nos vamos porque queremos: nos expulsa la violencia y la pobreza”.
Una semana después, se reunieron 160 personas en San Pedro Sula, esto sería el inicio de la caravana migrante. Al día siguiente, se sumaron más de mil personas y al pasar por Ocotepeque dos mil personas se unieron al contingente. Días después se habían reunido alrededor de cuatro mil personas en el puente fronterizo con México con la intención de cruzar y llegar a los Estados Unidos de América.
Desde esa fecha, cada vez se observan un éxodo de migrantes más nutrido e imparable. Surgieron asi los movimientos masivos que son una modalidad de migración que se realizan vía terrestre y en en grupos significativos.
Los migrantes que lo hacen de manera masiva creen que con ello hay una mayor protección y están menos expuestos a delitos y abusos que suelen encontrarse en la ruta,
Solo durante el año 2020, por la pandemia del Covid-19, se logró frenar un poco la migración, pero estos movimientos masivos se agudizaron tras la eliminación de algunas restricciones.

En medio
Cientos de migrantes centroamericanos salen de sus países poder obtener un refugio en México para poder apoyar a su familia que se quedó en medio de desastres naturales, violencia, pobreza y pandemia.
Según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), el número de solicitantes de refugio en México ha marcado un nuevo récord entre enero y marzo de 2022.
En el primer trimestre de este año, 29 mil 574 personas han pedido protección internacional. La cifra de solicitantes ha crecido un 32 por ciento respecto al mismo período del año pasado, meses en los que ya se había establecido una marca histórica, con 22 mil 456 solicitantes.
En lo que va del año, 6 mil 697 hondureños han pedido refugio en México; así como 5 mil 682 haitianos. Además de 5 mil 558 cubanos, 3 mil 353 venezolanos, mil 676 nicaragüenses, mil 69 salvadoreños y 895 brasileños.
Llegar a México, es el primer objetivo de miles de migrantes; la entrada es principalmente Tapachula, en Chiapas; muchos permanecen por meses mientras esperan un permiso especial para cruzar el territorio, un amparo o incluso un refugio, dieron a conocer integrantes de la organización Movimiento Mesoamericano Migrante.
Destacaron que los migrantes Centroamericanos no salen de sus ciudades o países por gusto, lo hacen por una necesidad que los obliga por la violencia y pobreza extrema en la que viven.

Quedarse y morir
Permanecer en sus países es esperar la muerte; las familias son violentadas, extorsionadas, desaparecidas, secuestradas y reclutados por el crimen organizado. Algunos son despojados de sus bienes; no hay trabajo y mucha gente está pareciendo hambre.
Señalan mientras los gobiernos de los países Centroamericanos no contengan la violencia y el hambre la gente continuará emigrando.
Inicialmente, las migraciones masivas se veían primordialmente a hombres jóvenes y mujeres; hoy en día hay familias enteras que salen de sus ciudades, van acompañadas de niños, ancianos y personas enfermas o con discapacidad.
La mayoría busca alcanzar el estatus de refugiados, para poder hacer su trámite, posterior, pidiendo asilo a los Estados Unidos.
Es por ello que si bie, su objetivo principal es llegar a Estados Unidos, el actual gobierno norte americano los contiene en la frontera; y Tijuana es la ciudad fronteriza donde se llegan a juntar miles de migrantes en espera de poder ingresar a aquél país.
Al no poder ingresar a Estados Unidos, cientos de migrantes han permanecido en territorio mexicano. Esto, con la esperanza de solicitar asilo en Estados Unidos.

¿Cómo solicitar refugio?
Paso 1: Presentar solicitud
Puedes solicitar la condición de refugiado ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en Tapachula y Palenque (Chiapas), Tenosique (Tabasco), Acayucan (Veracruz), Ciudad de México, Guadalajara (Jalisco), Tijuana (Baja California), Saltillo (Coahuila), Monterrey (Nuevo León) o a las Oficinas de Regulación Migratoria del Instituto Nacional de Migración (INM) en el resto del país.

Paso 2: Entrevista
La COMAR te entrevista para conocer los motivos por los cuales saliste de tu país. También, deberás exponer las razones por las que no quieres o puedes regresar.

Paso 3: Respuesta de la solicitud
La COMAR estudia tu caso y te dará el resultado hasta 55 días hábiles (lunes a viernes, sin contar fines de semana y días festivos en México) después de la fecha marcada en tu constancia. Son 45 días hábiles para tomar una decisión, más 10 días para informarte el resultado.

Paso 4: Qué hacer después de recibir la respuesta
Si es positiva: en coordinación con la COMAR tendrás que acudir al INM para tramitar tu residencia permanente en México como refugiado.
Si es negativa: tienes el derecho a presentar una apelación dentro de los 15 días hábiles (lunes a viernes, sin contar días festivos en México) siguientes a la notificación.
Si la COMAR niega tu caso por segunda ocasión, tienes derecho a recibir apoyo de un abogado para continuar con tu apelación ante un juez.

DATO
Para saber:
Si lo deseas puedes pedir orientación en ACNUR México llamando gratis a los teléfonos 800 226 8769 / 800 283 2718 o al correo: [email protected]