Es papá y coach

Hoy reconocemos a aquellos papás que están detrás de cada entrenamiento y de cada partido apoyando a sus hijos; también a aquellos que hacen el papel de coaches

Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba

La mayoría de veces los deportistas ven a sus padres como figuras de éxito. Por tal motivo, el apoyo que ellos le den es fundamental para que el deportista se sienta seguro, confiado y pueda dar lo mejor de sí.

Son muchos los padres que dedican parte de su tiempo libre a llevar a sus hijos a entrenamientos y competiciones, algunos más comparten la pasión siendo sus mismos entrenadores, teniendo un papel aún más importante.

Pues de él depende tratar de inculcar los valores que hacen grande al deporte como el esfuerzo, la superación personal, el compromiso o saber afrontar la frustración.

Además de que debe saber apoyar sin involucrarse en exceso, hasta el punto de ser fanático, es otro de sus principales trabajos.

Ellos con ese amor incondicional que demuestran a sus hijos con esa tranquilidad de guiarlos en el caminó del éxito y corregirlos en los momentos necesarios, disfrutar al máximo el poder compartir el deporte a su lado, siendo sus seguidores número uno.

En este Día del Padre queremos felicitar a todos aquellos que continuamente apoyan a sus hijos en su aventura deportiva, haciendo un reconocimiento para aquellos que desarrollan doble papel.