Retrasa Fiscalía casos de violencia

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

La falta de personal, pero también de empatía, está propiciando que la Fiscalía no atienda con celeridad y urgencia las denuncias de violencia contra la mujer; esto ocasiona que la mayoría de las víctimas no denuncien porque se enfrenta a procesos largos y revictimizantes.

La coordinadora del Instituto Municipal de la Mujer en Orizaba (IMMO), Elia Robles Salazar, señaló que de 300 casos de violencia física que atendieron contra las mujeres en la administración pasada, sólo 30 accedieron a interponer una denuncia, durante el proceso muchas de ellas fueron desistiendo. Sólo se ha logrado sentencia en cuatro casos.

Explica que la Fiscalía en ocasiones no quiere aceptar la denuncia de la víctima de violencia porque no lleva golpes visibles. Incluso, en otras ocasiones quien recibe la denuncia y le pide a la mujer víctima que piense antes de denunciar a su agresor y más si es su pareja, porque ya no van a tener quien las mantenga.

“No necesitamos que las conminen a que no denuncien, sino al contrario; de otro modo nunca vamos a acabar con la violencia, queremos fiscalías en donde animen a las mujeres y les den confianza para que puedan sostenerse en su denuncia”, comentó.

Aunado a esto, es de reconocer que los procedimientos cuando una mujer denuncia violencia son muy largos, lo que se quiere y necesita es que en el caso de una mujer que enfrenta violencia crítica y grave, en donde está en riesgo su integridad y la de sus hijos, que les den una atención lo más pronto posible.

Reconoció que a raíz de la pandemia y los cambios de ubicación de las fiscalías hay casos de violencia de género muy atrasados.

Desde el IMMO, además de darle acompañamiento a la mujer que denuncia violencia, también se le proporciona la ayuda psicológica para que pueda enfrentar este proceso de la mejor manera y sobre todo, continúe con su denuncia.