Retiene Argentina avión con iraníes

Agencias

Las autoridades argentinas dejaron en tierra un avión de carga venezolano Boeing 747 vinculado a Irán, dijeron un diputado opositor local y la prensa argentina e iraní, en un evento que está poniendo de relieve las corrientes políticas subyacentes en América Latina.

El avión de carga de Emtrasur, vendido a Venezuela por la iraní Mahan Air hace un año, llegó a Buenos Aires el 8 de junio, de acuerdo a datos de rastreo de vuelos. En ese momento fue inmovilizado por las autoridades.

El gobierno argentino no ha confirmado públicamente la decisión de dejar en tierra al avión, pero un documento de la Dirección Nacional de Migraciones indicó que las autoridades tomaron la decisión por tener sospechas sobre la razón declarada por la aeronave para ingresar al país.

De acuerdo con el sitio de monitoreo de vuelos Flightaware el Boeing 747 salió de Querétaro, México, el pasado domingo 5 de junio.

Un funcionario del Gobierno argentino señaló que recibió información de organismos de inteligencia extranjeros que “advertía de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán”, que fueron designadas “terroristas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos” en 2007.

Además, quienes ingresaron habían declarado una tripulación más reducida de la que realmente viajó.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) han exigido el “total esclarecimiento” de los motivos por los cuales llegó la aeronave “vinculada a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas”.

Argentina fue blanco de dos atentados terroristas: el primero en 1992, que voló la Embajada de Israel en Buenos Aires, y el segundo en 1994 que destruyó la sede de la AMIA, los cuales, según la justicia local, fueron ideados por el régimen iraní.