Mary Paz, Yuliana y Paulina murieron abrazadas

Alex Villanueva

Diario El Mundo

Córdoba.- Tres niñas murieron durante la madrugada de ayer, luego de que su vivienda explotara y se incendiara en el fraccionamiento Nuevo Córdoba. En el siniestro resultaron lesionados los padres, quienes se encuentran internados en un hospital.

El incendio ocurrió a las 04:30 horas, en la casa ubicada en la esquina de la avenida 15 y la calle 34, donde vivían Manuela Ramírez, Alfredo González y sus tres hijas: Yuliana de 8 años, Mary Paz, de 10 y Paulina, de 12.

De acuerdo a los primeros informes, el siniestro fue provocado por una fuga de gas en uno de los cilindros que los padres usaban para vender comida durante el día.

Cuando dormían, el combustible impregnó la casa y minutos después explotó, lo que alarmó a los vecinos, quienes reportaron lo ocurrido al 911.

Mientras la ayuda llegaba, Alfredo y Manuela salieron para ver qué sucedía y en pocos minutos arribaron decenas de vecinos, quienes ayudaron a lanzar agua con cubetas.

El fuego avanzó rápidamente y las tres menores quedaron atrapadas en el cuarto donde dormían, pero como era imposible tener acceso por la puerta, los lugareños quebraron la pared para sacarlas.

Voluntarios del cuartel de Bomberos de Córdoba y personal del departamento de Protección Civil se unieron a las maniobras, sin embargo, cuando las tres niñas fueron sacadas de la vivienda, ya no contaban con signos vitales.

Los tres cuerpos fueron colocados a un costado de la casa, mientras los rescatistas continuaban sofocando el fuego, el cual arrasó con toda la vivienda.

Tras la primera explosión, los vecinos aseguraron que otros dos contenedores de gas estallaron debido a que estaban en el mismo cuarto, y cuatro de los cilindros que explotaron quedaron a disposición de las autoridades municipales de PC.

Los padres de las menores fueron trasladados al Hospital General de Córdoba, siendo Manuela, quien tuvo que ser enviada al IMSS de Veracruz debido a la gravedad de las lesiones, con apoyo respiratorio.

Un par de horas después arribó un perito de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien se encargó de realizar las diligencias previas al levantamiento de los cuerpos, los cuales fueron enviados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) donde se les realizó la necrocirugía de rigor, para oficializar la causa de muerte y por la tarde entregados a la familia.