Planea Orizaba máquina nueva para inorgánicos

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

La basura orgánica también será convertida en biocombustible. El Ayuntamiento de Orizaba buscará adquirir una máquina separadora de residuos orgánicos y hacer el mismo proceso, que Ecori hace con la basura inorgánica que una vez separada es entregada a la empresa Holcim para que la utilice como biocombustible.

Con la adquisición de esta nueva máquina, que entraría en funciones el año próximo, se pretende llegar a que el 80 por ciento de los residuos que se generan en la ciudad, no se depositen en el relleno sanitario y no generen un costo para el Ayuntamiento, sino que al utilizarse para la generación del biocombustible se elimine su rastro del planeta.

Ayer, en la reunión del Consejo Municipal de Ecología se abordó este tema, y aunque no se dieron más detalles del proyecto, se dio a conocer la adquisición de este equipo.

Actualmente el Ayuntamiento trabaja en coordinación con la empresa Holcim quien adquirió la planta Ecori para eficientizar la separación de basura inorgánica y que ésta pueda ser utilizada para generar biocombustible.

Ahora se pretende hacer un mismo esquema de trabajo, pero con la basura orgánica, de tal manera que estos residuos ya no lleguen a depositarse al relleno sanitario y puedan ser utilizados como combustible.

Con esto, el Ayuntamiento de Orizaba tendría un nuevo ahorro pues estaría dejando de depositar basura orgánica a un relleno sanitario en donde se paga por un servicio. Este ahorro representaría para la ciudad más obras y servicios.

Con el funcionamiento de esta planta de separación de residuos orgánicos, el 80 por ciento del total de la basura que se genera en la ciudad será sustentable. Se recogen en la ciudad diariamente entre 100 y 120 toneladas de basura, de las cuales el 60 por ciento son residuos inorgánicos y el 40 por ciento son orgánicos.

Según se explicó, sólo un 20 por ciento del total de la basura que se genera en Orizaba sería depositada al relleno sanitario debido a que se trata de residuos que no pueden ser reutilizados como es el unicel o vidrio roto.