Multa a Iberdrola por 9,145 mdp

Agencias

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) multó a Iberdrola Energía Monterrey con 9 mil 145 millones 388 mil 400 pesos por la venta de energía a clientes que no estaban como socios originales en el permiso de autoabastecimiento.

De acuerdo con la resolución emitida por el regulador, el permisionario contravino lo establecido en el artículo 36, fracción l, inciso a de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica (Lspee) en la que se establece que no se deben vender energía eléctrica a terceras personas físicas o morales que no fueren socios de la misma al aprobarse el proyecto original que incluya planes de expansión.

Por tanto, se sancionó a lberdrola Energía Monterrey, titular del permiso para generar energía eléctrica bajo la modalidad de autoabastecimiento, explicó la CRE.

“Del periodo de 1 de enero de 2019 al 31 de agosto de 2020, que abarcan los Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) proporcionados por la Administración General de Hidrocarburos del SAT”, según la resolución de la CRE, “se advierte que la permisionaria comercializó la energía eléctrica generada por la central vendiéndola a sus socios, en contravención de lo previsto”.

La multa a la firma española, que ha sido duramente criticada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se da en medio de una política de revisar los permisos de autoabasto entregados en el gobierno anterior y que la actual administración asegura han sido utilizados indebidamente por las empresas que los recibieron.

Iberdrola Energía Monterrey administra la central Dulces Nombres, de la cual venció su contrato de interconexión el pasado 1 de febrero y que pese a solicitar a la CRE un cambio en su permiso de autoabasto por uno de generación para continuar su operación le fue negado, por lo que se le había ordenado el paro total de sus unidades.

El meollo de la denuncia y del procedimiento abierto por la CRE se centra en la disputada naturaleza de estos esquemas y la presunta ilegalidad de la venta de electricidad de generadores privados a otras empresas.

Tras recibir la denuncia, el regulador solicitó facturas al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que prueban, asegura, que Iberdrola recibía pagos por suministrar electricidad a sus socios.

La empresa rechaza haber cometido una ilegalidad y fuentes cercanas señalan que es “previsible” que impugne la resolución ante los tribunales.

La decisión es el primer gran castigo a un operador privado desde que el presidente López Obrador llegó al poder con la promesa de “rescatar” la soberanía energética del país.