‘No es Viridiana’, dicen sus padres

El matrimonio de Tlaltetela rechaza que los restos hallados en Chachalacas sean los de su hija desaparecida en Cardel, por lo que realizarán una prueba genética particular para confirmar

Armando Landa

Corresponsal     

Xalapa.- Los padres de la joven Viridiana Moreno Vázquez, rechazaron que los restos hallados en la comunidad de Chachalacas, municipio de Úrsulo Galván, sea de su hija y exigen al Estado que se las entreguen con vida. La originaria de Tlaltetela desapareció el pasado 18 de mayo en Ciudad Cardel, municipio de La Antigua.

Ante esto, no están aceptando los restos y con recursos propios contratarán los servicios de un laboratorio que realice las pruebas y comparativas de ADN de él y su esposa. La prueba de la FGE indica un resultado positivo al 50%, por lo que la familia no está convencida.

En entrevista, Aurora Vázquez y Enrique Moreno, informaron que la noche del martes estuvieron en la Dirección de Servicios Periciales para la identificación de un cadáver; sin embargo, dijeron que les enseñaron fotografías y no el cuerpo de la mujer encontrada, por lo que no tienen la certeza de que se trate de Viridiana.

“Soy campesino, no tengo recursos para traer un especialista, lo voy a hacer con la ayuda de todo el pueblo y sé que si vamos a poder porque la gente nos ha apoyado”, expresó Enrique Moreno, quien refiere que personal de la Fiscalía les dijo que están en su derecho de practicar una prueba independiente.

Visiblemente destrozada, la señora Aurora Vázquez, exigió al Estado que su hija le sea entregada con vida, al insistir que las características del cadáver hallado no coinciden con las de su hija de 31 años.

Los guió FGE hasta restos

Uno de los familiares de Viridiana dio a conocer que el sábado 21 de mayo acudieron a la localidad de Chachalacas a buscar a Viridiana, y ahí localizaron documentos y la credencial del INE que pertenecían a la víctima, así como un cuerpo desmembrado.

El señor Enrique refirió que familiares y personas de Tlaltetela fueron a Úrsulo Galván (Chachalacas) a sugerencia de una autoridad de la FGE con sede en Cardel, donde la comandante a cargo les guió por dónde buscar. “Siempre fuimos guiados y comandados por la Fiscalía”.

El martes el grupo de pobladores se apostó afuera de la Dirección de Servicios Periciales para exigir que se identificaran los restos hallados, por lo que los padres ingresaron a las instalaciones, de las cuales salieron con la información de que se trataba de Viridiana.

Temen por su vida

El padre de Viridiana responsabilizó al gobierno de Veracruz y a la Fiscalía General del Estado de lo que pudiera ocurrir a su vida y la de su familia, tras las búsquedas que han realizado por su cuenta en Cardel y Úrsulo Galván.

“Porque él (Cuitláhuac García) fue quién dijo públicamente que mi hija no estaba secuestrada, que estaba en resguardo, y eso es lo que quiero ver, si está en resguardo es lo que quiero ver, que me la entregue sana y salva y ¿por qué lo dijo?. Quiero una explicación clara y transparente sin sembrar ninguna duda a nadie, que no siembres culpas a quién no hizo nada; no sé porque quieren hacer eso”, afirmó.

En este sentido, dejó entrever que quieren culpar al esposo de Viridiana, padre de su hijo de 10 años.

Ese 18 de mayo Viridiana fue por su hijo a la escuela, comieron en familia y a las 4 de la tarde salió en su motoneta azul hacia el hotel Bienvenido para una supuesta entrevista para la vacante de recepcionista.

Desde entonces nada se supo de la licenciada en Educación Física, el hotel rechazó haberla citado y se negó a mostrar los videos de sus videocámaras.