Cadena perpetua contra soldado ruso

Agencias

Ucrania sentenció a cadena perpetua a un comandante de tanques ruso por matar a un civil, en el primer juicio de crímenes de guerra desde el inicio de la invasión.

El soldado capturado, sargento Vadim Shishimarin, fue condenado por la muerte de Oleksandr Shelipov, de 62 años, en la aldea nororiental de Chupakhivka, el 28 de febrero.

Shishimarin reconoció haber disparado contra Shelipov, pero dijo que lo hizo bajo órdenes y le pidió a la viuda del civil que lo perdonara.

Ucrania está investigando múltiples acusaciones de crímenes de guerra.

Moscú ha negado que sus tropas hayan tenido a civiles como objetivo durante la invasión, a pesar de que hay una cantidad de evidencia que apunta a lo contrario, y Ucrania afirma que más de 11 mil crímenes pueden haber ocurrido.

De acuerdo con el testimonio del soldado ruso, su superior insistía en que Shelipov, que estaba hablando por teléfono al momento de ser asesinado, podía delatar la presencia de los invasores. Shishimarin, vestido con una sudadera azul y gris, escuchó en silencio el veredicto desde una caja de vidrio reforzado en la sala del tribunal, sin mostrar emociones al conocerse la sentencia.

El abogado defensor de Shishimarin, argumentó que su cliente no estaba preparado para “una confrontación militar violenta” y la muerte masiva de soldados que sufrieron los rusos desde el inicio del conflicto. Asimismo, afirmó que apelará a la condena.

Shishimarin, durante el juicio, había pedido perdón a la viuda de la víctima. El Kremlin había dicho anteriormente que no tiene información sobre el juicio y que el no tener embajada en Ucrania dificulta su capacidad para brindar asistencia a su ciudadano.

El juicio tiene un enorme valor simbólico para Ucrania, que ha acusado a Rusia de atrocidades y actos criminales contra los civiles durante la invasión. Las autoridades ucranianas estiman que ha habido, a la fecha, más de 10.000 posibles crímenes de guerra. Rusia ha negado tener como objetivo a los civiles en el conflicto.