¿Y si dejamos la butaca y palomitas?

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Por Manuel Molina Gómez*

Totalmente actual la editorial inicial del Doctor Othón Arróniz Báez el 23 de febrero de 1960 y cito: “El falso periodista parte de la concepción pesimista del mundo. Sin darse cuenta completamente empieza menospreciar a su público y se dirige a sus lectores ofreciéndoles el pan y circo de la antigua Roma”.

Digo esto porque mientras nos saturamos en redes sociales de porras y descalificaciones al “circo” montado por el 21 de Mayo, el hecho es que tenemos retos que no estamos enfrentando, por lo que tocaré dos temas brevemente, que al parecer no tienen que ver, y ese ha sido el engaño de los farsante que nos manipulan. Nos tienen dispersos, distraídos y con la información fragmentada y compartimentada.

Primero afirmo, la gestión anterior incumplió con Ley de Fomento a la Actividad Artesanal de Veracruz, pero esta “un cero a la izquierda”, ya que no ha sido garante de hacerlo, pero esta obligación es para todos los municipios. ¿Los ilustres columnistas se la hacen saber?

Pues desde #SoluciónCiudadana con joven antropólogo analizamos que una estrategia de Zona Metropolitana que impulse un turismo por regiones Integradas, donde arqueología, artesanía, aventura, cultura y gastronomía trabajando transversalmente las comisiones, podrían hacer se cumplan “Fin de la Pobreza” como Objetivo 1 de la Agenda 2030 de la ONU trabajando a la par con Objetivo 2 de “Cero Hambre”, alcanzados al coordinar esfuerzos desde Objetivo 8 que trata de “Trabajo decente y crecimiento económico” y  la “Reducción de la desigualdad” desde Objetivo 10,

les brindará autonomía al generar identidad y dignidad, y que por redes sociales, se abran al mundo.

Pero Juan Martínez Flores estás rebasado, no entiendes nada de esto, y farsantes como Viveros que está saboteando desde el interior de tus oficinas, contaminando esfuerzos como Mejora Regulatoria y Agenda 2030 de la ONU.

Lo que nos lleva, a que tenemos un grave problema de basura, pero pones en los cargos a un ineficientes equipo de recomendados, y dejaste de lado las voces que tienen soluciones, y tú y síndica de eso sí son responsables.

¿Pero usted amigo lector? Y es que puedo asegurarle que desconoce los alcances de la Ley de Economía Circular, y explico: Modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

No un enunciado aspiracionista, Ley aprobada en México 2021.

Pero nada de eso conoce estimado lector, y vuelvo a citar al Doctor Arróniz Báez: “Nosotros vamos a partir de un punto de vista diferente. Creemos que el hombre, cualquier hombre, tiene una dignidad que el periodista tiene el deber de respetar. El periódico es un instrumento para poner en relación lo más valioso de la naturaleza del hombre y no lo más bajo que hay en él. La noticia en vez de despertar una curiosidad malsana tiene un propósito más elevado. Hacer saber lo que otros no saben”.

¿Y si dejamos la butaca y palomitas?, invito a la comunidad ESBAO, alumnos, docentes y asociación de padres de familia, así como a colegios privados a retomar con el concurso de periódicos murales hablar de estos temas. Eso Dennis Araceli Lira Tosqui es tu trabajo. ¿Te conocen?

Y la respuesta es no, es tal la afición de Juan Martínez Flores de emular a López Obrador de pretender el monopolio de las entrevistas. Y con afecto, ya ganaste, deja de estar en campaña y ponte a trabajar.

Para finalizar, responderé a lo que seguro se pregunta. ¿Cómo se titularía el concurso que pudiera unir la estrategia del antropólogo y la economía circular?, aquí la respuesta que está en manos de Sergio de la Llave Migoni desde febrero de este año: tropicalizando aldea global a la cotidianidad de las aulas sostenibles con criterios del MDG a los ODS (rumbo #SmartCityZM).

Hasta la próxima, y si me permite, dedico esta columna a Ana Raquel, a quien le dije: No caeré en el engaño de opinar o polarizarme por “Acuario de Veracruz”, si tuvieran dignidad se ampararían y actuarían ante fiscalías especializadas, pero sólo es un abuso que ambos extremos usan de distractor, y yo vivo en la Ciudad de los 30 Caballeros y se está cayendo a pedazos.

*Presidente de Cidiac, A.C. (Centro de Investigación, Difusión e Implementación sobre Asociaciones Civiles)