Temerosa síndica por hostigamiento

De la Redacción

Coetzala.- Ante las constantes agresiones y acoso laboral de parte del alcalde Alejandro García, la sindica Yolanda Coyohua Zepahua señaló que teme por su vida al indicar que es un gobierno represor, la edil denunció ser víctima de hostigamiento en su contra por ser una mujer indígena, denunció que le pagan su salario fuera de tiempo y no le permiten grabar las sesiones de Cabildo a pesar que deben ser públicas.

La edil evidenció que el presidente municipal emanado del

Partido Morena no la deja tomar decisiones dentro de la administración, debido a que la primera autoridad le exige que le conceda un poder a los abogados del ayuntamiento para delegar acuerdos sin ser tomada en cuenta, cansada del acoso del que dijo ser víctima, recordó que en una sesión de cabildo ella solicitó a su asistente grabara la toma de acuerdos pero el secretario del ayuntamiento y el alcalde enfurecieron y mandaron a llamar a la policía para que lo sacaran de la reunión y lo golpearon.

Después de esa agresión y violencia de género de la que denunció ser víctima todos los días en el Ayuntamiento, la sindica dijo teme por su vida, la de su familia y asistente, debido a que el alcalde es un hombre violento y machista que intenta imponer su voluntad y no incluirla en la toma de decisiones, además denunció que se niega a destinarle un asesor y al abogado que la representaba recientemente murió y el alcalde le quedo a deber más de 30 mil pesos por concepto de salario.

“Es un alcalde déspota, machista, mucho de todo, he tratado de platicar con el, nos decían que hiciéramos acuerdos pero uno habla y con la misma me lo voltea, yo digo que las cosas no son así, si decimos que las cosas son así se deben respetar los acuerdos”, señaló la edil.

Se buscó la versión del alcalde Alejandro García pero evitó abundar del problema :”No es que no quiera hablar del tema, es que no me puedo prestar a qué sí, que si que sí ella”, señaló el edil al cuestionarle sobre el tema del que no quería hablar, pero a través de palabras entrecortadas solo se limitó a decir eso.