Córdoba, quinta en mayor inflación

Alejandro Aguilar

El Mundo de Córdoba

Córdoba es la quinta ciudad con mayor inflación en el muestreo nacional del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con un Índice Nacional de Precios al Consumidor de 8.08 por ciento, superior a la media nacional que es de 7.68%.

El bolsillo de los cordobeses ha resentido la carestía de los productos de primera necesidad y en el pasado mes de abril, la inflación en México se aceleró a 7.68 por ciento anual, según reveló el Inegi, mientras que en el mismo mes del año 2021 fue del 6.08 por ciento.

Y ahora saltó a 8.08 por ciento, la cifra más alta desde enero de 2001 y por décimo cuarto mes al hilo, se ubicó fuera del rango objetivo del Banco de México (Banxico) que es de 3 por ciento +-  puntos porcentuales.

Inegi revela que Córdoba se ubicó como la quinta ciudad con mayor variación mensual inflacionaria al registrar 1.11 por ciento, sólo por debajo de Telpatitlán (con una inflación mensual de 1.64 por ciento); Matamoros (1.48 por ciento); Morelia (1.27 por ciento) y Atlacomulco (1.11).

Sentido en los mismos bolsillos de las familias, en abril de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.54 por ciento respecto al mes anterior. Con este resultado, la inflación general anual se estableció en 7.68 por ciento.

En el mismo mes de 2021, la inflación mensual fue de 0.33 por ciento y la anual de 6.08 por ciento.

Los tres productos con el mayor aumento mensual en su precio fueron el chile serrano, con 25.65%; el jitomate, con 20.23% y el aguacate, con una subida del 13.94%, cada uno es importante en la dieta mexicana.

A nivel anual, los precios de los agropecuarios aumentaron un 14.36%. Por su parte, la canasta de consumo mínimo, conformada por 176 productos y servicios, se encareció un 0.44% mensual y 8.31% interanual.

El sector privado de México proyecta cerrar el año con una inflación interanual del 7%, más del doble de la meta del 3% del Banco de México, Banxico, pero hay riesgos de mayor encarecimiento, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

“Si estas mismas presiones inflacionarias se alargan hasta el tercer trimestre, esto implicaría un escenario en donde la inflación pudiera cerrar en México en un nivel del 10%, escenario adverso que no puede ser descartado aún”, comentó la analista.