Devastan selva pero ‘es viable’ el Tren Maya

Agencias

Debió pasar un mes después de que un juez detuviera la construcción del tramo 5 del Tren Maya por no contar con un estudio de impacto ambiental, y el Gobierno finalmente lo presentó.

El documento elaborado por el Instituto de Ecología del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) reconoce que las obras entre Playa del Carmen y Tulum provocarán una “afectación crítica” por la deforestación de más de 485 hectáreas de selva mediana subperennifolia y vegetación secundaria que “gozan de un nivel alto de conservación”.

El informe enumera una treintena de impactos negativos, como posibles derrumbes en el sistema de cuevas, ríos subterráneos y cenotes de la zona, la alteración del flujo hídrico y la fragmentación del hábitat, en el que se encuentran especies como el jaguar.

En el Sistema Ambiental Regional del proyecto, los especialistas reportaron 268 diferentes especies de flora, de las cuales, verificó que hay 12 con alguna categoría de riesgo.

En cuanto a la fauna, se detalla que existen 113 especies de herpetofauna: 23 anfibios y 90 reptiles; de los cuales 10 especies se encuentran en alguna categoría de riesgo. Además, registraron 127 especies de aves, de ellas, 27 se encuentran enlistadas en la NOM 059 y la Lista Roja de especies amenazadas.

Además, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) advierte del riesgo severo de hundimientos y derrumbes durante las obras por la operación de maquinaria, así como durante el funcionamiento del tren, que estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Entre otros impactos, también se prevé afectación de las características fisicoquímicas del agua subterránea por generación manejo, almacenamiento y disposición inadecuados de residuos sólidos urbanos, líquidos, de manejo especial y peligrosos.

A pesar de ello, la conclusión es que éstos tendrán una “magnitud limitada y podrán atenuarse con medidas de mitigación”.

Protestan ambientalistas

La medida cayó por sorpresa a grupos de ambientalistas, quienes piden transparencia en el trámite de la MIA regional del tramo 5 del Tren Maya, que fue registrada con la clave 23QR2022V0020, ya que la ley no permite ninguna MIA cuando antes se ha devastado la zona.

Activistas del movimiento Sélvame el Tren consideraron que el amplio documento estб hecho “a modo” y que su contenido es contradictorio.

Seсalan que ademбs se plantean en la MIA medidas de mitigaciуn a destiempo, como el rescate de vegetaciуn y fauna, lo cual debiу ocurrir antes de la devastaciуn de la selva, que iniciу —sin ninguna autorizaciуn, permiso o medida preventiva— desde febrero.

FRASE

“El proyecto Tren Maya en Quintana Roo es ilegal y hoy lo quieren vestir de legalidad. Los trabajos para el Tramo 5 iniciaron sin estudios ambientales. Eso es lo primero que no podemos perder de vista, porque ahora con la MIA lo quieren hacer pasar como legal”

Guadalupe de la Rosa

De Moce Yax Cuxtal