El reto de hoy: abatir el rezago

Los maestros celebran hoy su día con una carga muy importante a cuestas que es el combatir el atraso educativo generado a causa de la pandemia por el covid-19

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Tras casi dos años de confinamiento y pandemia, los docentes enfrentan un gran reto en su profesión: atender el rezago educativo que se generó a consecuencias del Covid19 y las clases en línea, pero también la recuperación emocional propia y de los alumnos.
Durante estos dos años, el personal docente prácticamente fue abandonado a su suerte; con recursos propios implementaron sus clases virtuales; esto en medio de un sistema educativo y funcionarios inmersos en actividades politicas proselitistas donde su interés no es atender el área educativa, sino figurar y candidatearse para el próximo proceso electoral.
Así opinó el doctor en Estudios Mesoamericanos por la UNAM y docente de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad, Agustín García Márquez, expuso que los profesores jovenes, principalmente, los que están cubriendo plazas en comunidades serranas y lejanas a su lugar de origen, utilizan transporte público o taxis rurales y expone a un mayor riesgo de contagio, porque es una realidad que la pandemia del Covid-19 no ha terminado.
Además, otro de los grandes retos del personal docente es repeganizarse; cuando se salió a confinamiento tuvieron que organizarse bajo una nueva dinámica para atender a los alumnos de manera virtual, aprendiendo el uso de las tecnologías e incluso invirtiendo recursos propios para poder cumplir con su labora; con el regreso post pandemia a las clases presenciales, nuevamente se tienen que reorganizar no solo para regresar a la escuela, sino para reorganizar sus propias actividades.

En línea
“A esto hay que sumarle que la Secretaría de Educación descubrió que los profesores se pueden actualizar o recibir cursos y capacitar en línea; casi todos los profesores están tomando cursos después de clases, esto significa tiempo que se le resta a la preparación de clases”, comentó.
El hecho de que los profesores estén en clases presenciales con los alumnos significa que la actividad docente va a cambiar, y que incluso se le resta tiempo por la aplicación de protocolos en el ingreso y la salida; lo que significa que tienen que volver a reprogramar las actividades didácticas y la forma en que se trabaja al interior del grupo.
Hay grupos numerosos en donde una parte de alumnos va un día y el resto otros días, lo que significa que el docente está dando la clase dos veces.
Si se suman las condiciones del hogar del docente, la capacitación, la modificación de toda la práctica docente, y ahora, a los docentes se les ha dado mucha responsabilidad administrativa.
“Viene algo a lo que no le hemos puesto mucha atención pero a partir de agosto pudiera sofocar, literalmente, a todos los docentes qué es la Reforma Educativa, el cambio de los grados a fases y por otro lado el nuevo programa curricular, además de la reestructuración de los planes y programas de estudio”, comentó.
Si se suma todo esto se puede notar que los profesores están súper saturados; pero además, la salud mental y emocional de los docentes también se ha descuidado.
El profesor regresa a clases presenciales con problemas de salud a raíz de la pandemia, con fallecimientos de familiares, pero además el docente se enfrenta a situaciones muy difíciles de atender con los estudiantes.
Por un lado, el profesor llega a la escuela con su propia carga emocional y para la cual no hay una atención adecuada; pero además debe de atender la situación emocional de los alumnos que también quieran con su propia carga.
“Esto nos ha llevado a muchos profesores en las escuelas a bajar los brazos, porque se está viviendo una sobrecarga terrible”, comentó.
Los problemas de alcoholismo y ludopatía se agudizaron mucho más en algunos profesores a raíz de la pandemia del covid-19. Tal vez no sea mucho el porcentaje de profesores que padecen esto, pero si existe.

Los nuevos
En el caso de los nuevos profesores que están ingresando al sistema, muchos de ellos están cubriendo interinatos y sus sueldos son realmente muy bajos, hay quienes solo trabajan para llegar a la escuela y no están obteniendo realmente un salario digno.
“Todos estos elementos económicos, educativos y sociales, representan un gran problema para la actividad docente”, comentó.
Si se considera que esto es complicado, se tiene otro gran problema debido a que prácticamente ya estamos en otro proceso electoral.
“Casi todo funcionario educativo en Veracruz o en el país ya es un candidato; están utilizando al magisterio como estructura electoral, tal y como era antes y eso significa que se está empoderando a los sindicatos”, comentó.
Cuando se dice que se está fortaleciendo a los profesores realmente no es así, se está fortaleciendo a los sindicatos y a los líderes sindicales.
“Mucha de la actividad pública de estos funcionarios es promoción personal”, y estos eventos que realizan en muchas ocasiones distraen a los profesores que de por sí ya están saturados de tanto trabajo, y prácticamente tienen que cumplir por obligación con estos actos proselitistas.
Esta situación lleva a un abandono de la actividad educativa, “el profesor que se dedica a dar clases ya tiene condiciones difíciles y ahora lo que está ocurriendo es que se le abandona; si tiene un compromiso educativo a nadie le importa porque lo importante es el sindicato, la actividad electoral y el apoyo que les dan a los funcionarios qué se candidatear para las próximas elecciones”.
En la actualidad están con fluyendo dos situaciones muy fuertes: los docentes se quedaron sin el apoyo académico porque nadie voltea a ver al docente si no apoya a alguien, en el sentido electoral y político.

Sin apoyo
La otra situación es que los docentes se quedaron sin un apoyo emocional, “aunque en realidad nadie sabe bien que hacer ahorita, otros países están experimentando, pero en el caso de México, hay un abandono para los docentes”.
Se necesita que los docentes tengan un verdadero apoyo de sus autoridades, el desquite tanta carga administrativa, que las capacitaciones sean en horarios adecuados.
Hoy en día además los docentes se enfrentan a un gran rezago educativo producto de la pandemia del covid-19; a pesar de que muchos profesores dirigieron esfuerzos por atender a sus grupos, fue muy difícil que los niños avanzaran muchos de sus padres se quedaron sin trabajo y sin los medios para poder acceder a las clases virtuales, o por lo contrario, hubo padres de familia que salieron a trabajar más el dinero no les alcanza.
En esta situación los padres descubrieron qué los niños no solamente van a jugar a la escuela y que la actividad docente no es algo sencillo, “muchos padres descubrieron eso y no pudieron con lo que se les solicitaba”.
Después de casi dos ciclos escolares en pandemia, están haciendo diagnósticos e interesantemente no a todos los alumnos les fue mal.
“Hay niños que son introvertidos y que se sienten bien estando en casa en clases, y les fue muy bien, aunque en realidad son pocos; para los demás, cuyo proceso de aprendizaje viene de la interacción con sus iguales, sí les afectó”.
Ahora los docentes tienen que identificar el nivel de rezago educativo que tiene cada niño, y elaborar estrategias de recuperación de forma individualizada, es decir, acorde a las necesidades que cada uno de sus alumnos presenta.
La gran mayoría de los alumnos presentan un rezago en lectoescritura y matemáticas; lo cual propicia que los maestros también tengan que atender ahora este rezago.
Con el regreso a clases presenciales el trabajo de los docentes se triplicó, porque además, el regresar a presencial no implicó que se suspendieron las actividades virtuales, los profesores también tienen que atender a los niños que sus padres decidieron no enviarlos a las clases.

FRASES
“Esto nos ha llevado a muchos profesores en las escuelas a bajar los brazos, porque se está viviendo una sobrecarga terrible”.

“Viene algo a lo que no le hemos puesto mucha atención pero a partir de agosto pudiera sofocar, literalmente, a todos los docentes qué es la Reforma Educativa, el cambio de los grados a fases y por otro lado el nuevo programa curricular, además de la reestructuración de los planes y programas de estudio”.
Agustín García Márquez,
doctor en Estudios Mesoamericanos por la UNAM y docente de la UPN

Profesión revalorada

Agencias

Pensando en la pandemia hay muy pocos empleos que hayan dado un cambio tan drástico como puede ser un docente que daba clases presenciales con 30 alumnos y de un día para otro tuvo que estar frente a una cámara. Pero ahí no acaba el reto porque después de más de un año, regresar a clases presenciales o hibridas es un reto todavía mayor, ¿cómo lo tomaron los profesores?
Alberto Zatón, country manager de BlinkLearning en México, habla al respecto luego de dar a conocer el Estudio sobre el uso de la tecnología en la educación que realiza la propia compañía tecnológica especializada en el desarrollo de soluciones para la educación.
En él se revela que el uso de herramientas digitales para la enseñanza creció 54 puntos porcentuales tras el confinamiento, al pasar de 39, previo a la pandemia, a 93 por ciento. Mientras que 9 de cada diez docentes recomendarían a sus colegas implementar un proyecto digital en las aulas, lo cual toma un mayor sentido si se considera que el 61% de los maestros encuestados consideraron que la tecnología fue un factor de motivación preponderante en los alumnos para que siguieran estudiando.

La motivación
Otro dato importante es que 75% de 573 maestros encuestados en México considera que su profesión fue revalorada tras la pandemia del Covid-19 y 75% mantuvo su motivación por la docencia pese a la situación vivida durante el confinamiento. No obstante 42% de ellos consideró que un mayor sueldo sería un factor para mejorar su motivación laboral.
Zatón asegura que esta es una profesión que en los últimos dos años se ha enfrentado a muchos retos y los maestros merecen que alguien les de voz, pues son quienes son parte de la educación de nuestros hijos e hijas y quienes están creando los adultos del futuro.
Por ello, por sexto año consecutivo, desde BlinkLearning realizaron este estudio con el objetivo de ofrecer una amplia serie de datos, indicadores y perspectivas que nos ayuden a entender mejor la evolución de la integración de las herramientas digitales en la educación, que está teniendo lugar en España y Latinoamérica, incluido México.