Toma el control la Fuerza Civil

Antonio Arragán

Diario El Mundo

Amatlán.- Elementos de la Policía Municipal fueron desarmados por el Ejército y Fuerza Civil, y fueron trasladados a la Academia Estatal de Policía El Encero para ser sometidos a exámenes de certificación y confianza, mientras tanto, la seguridad quedó al mando de la Fuerza Civil. Ocho preventivos prefirieron renunciar.

Decenas de uniformados estatales y federales llegaron a bordo de varias unidades a las instalaciones del Palacio Municipal, donde después de reunirse con el alcalde Luis Arturo Figueroa Vargas, ordenaron el retiró de la policía local.

De 30 elementos que tenía la corporación municipal, 22 aceptaron someterse a los exámenes de confianza y ocho se retiraron por voluntad propia, por lo que en automático fueron dados de baja.

En medio de un fuerte hermetismo y expectación, comandantes de la Fuerza Civil arribaron en decenas de patrullas al Palacio Municipal, amedrentaron a reporteros, impidiendo tomar fotografías.

El alcalde Luis Arturo Figueroa, confirmó que a partir de ayer Amatlán está a resguardo de 20 elementos de Fuerza Civil, hasta el próximo viernes cuando termine el proceso de acreditación y regresen los elementos policiacos que pasen las pruebas.

El mal recuerdo

La llegada de la Fuerza Civil a Amatlán no fue tomada con tranquilidad entre la población, especialmente la de la localidad de La Patrona, donde en julio próximo se cumplirá un año de que los niños Eduardo y Jónathan, de 15 y 13 años de edad, fueron acribillados presuntamente por elementos de la Fuerza Civil, sin que hasta ahora haya policías detenidos o una investigación al respecto.

Ante esto, el alcalde aseguró que dicha corporación sólo estará al frente de la seguridad de este municipio, hasta el viernes en que sea reestructurada la corporación.

“Es momentáneamente, nuestros elementos van a regresar ya certificados, alguien se tenía que quedar al frente de la seguridad del pueblo, la Fuerza Civil solo se quedaría tres días mientras regresen nuestros elementos, pero no es definitivo”, aseguró el edil de Morena.

Después de más de cuatro horas de trámites, los 22 elementos policiacos que aceptaron realizar el examen de confianza, incluyendo a los comandantes, se quitaron los uniformes.

Afuera ya los esperaban los camiones de la Fuerza Civil en que fueron trasladados a las instalaciones ubicadas en Emiliano Zapata.

Autoridades municipales negaron que esta acción se deba a algún hecho violento ocurrido en el municipio o a que la Policía esté involucrada en algún delito.