Un reto, volver a las aulas: Obispo

Ana De la Luz

El Mundo de Córdoba

El magisterio enfrenta un reto importante con el regreso total a las aulas en medio de la pandemia, que es erradicar la desigualdad en la impartición de la enseñanza, consideró el obispo Eduardo Carmona Ortega, quien llamó a los catedráticos “apóstoles de la educación”.
En el marco del Día del Maestro, el prelado refirió que otra de las problemáticas es evitar la deserción escolar provocada por la “crisis cultural” que se vive, por lo que conminó a conformar una alianza educativa para la formación integral del ser humano.
“Creo que el magisterio tiene un desafío muy fuerte, muy grande porque están volviendo a las aulas; ya se está normalizando la asistencia y gracias a Dios parece que vamos adelante, pero el desafío sin duda es la desigualdad que existe; algunos niños sí trabajaron, otros no, hay un desequilibrio en cuanto al desempeño académico”, expresó.

Monseñor lamentó que por la crisis cultural que se ha tenido por la contingencia sanitaria, muchos estudiantes han dejado la escuela, por lo cual, insistió que los maestros no deben conformarse con los alumnos asistentes, sino que también se ocupen en los ausentes y se conduzcan con respeto.

“Los maestros de las comunidades conocen a los niños, saben sobre los que no están llegando, pues que hagan una visita a los papás, a las familias, a las autoridades para que entre todos ayudemos a los niños y adolescentes a volver, porque el futuro de cada personita está en su educación, el futuro de un país, es que sus ciudadanos estén bien preparados”, dijo.

LA FRASE:

“El Papa Francisco nos habla de una alianza educativa para que todos contribuyamos en el desarrollo integral del ser humano, especialmente de los pequeños. Los maestros son apóstoles de la educación”.

Eduardo Carmona Ortega

Obispo de Córdoba