Una vida consagrada a la música

Ale Guzmán Pulido

Diario El Mundo

A los 10 años de edad, en la ahora catedral de la Inmaculada Concepción, el profesor Miguel Ángel Colorado Alvízar supo que su vida sería consagrada a la música.

Formador de más de una decena de generaciones, es uno de los maestros más recordados por los exalumnos que formaron parte de la Estudiantina de la ESBAO, la agrupación musical que fue un ícono de la “gloriosa” escuela.

Originario de esta ciudad, el maestro Miguel Ángel Colorado cursaba aún la educación primaria, cuando su padre llegó a la casa con unos boletos para la presentación de una orquesta sinfónica en la entonces iglesia de la Inmaculada Concepción.

Aquel niño no tenía quién lo acompañara, así que se fue solo y se maravilló ante la ejecución de los instrumentos, de lo que en conjunto lograban y provocaban en el espectador.

Pero hubo un instrumento en especial que le llamó la atención: el contrabajo, el cual hasta la fecha es su favorito.

No obstante, fue una guitarra lo que llegó primero a sus manos, la cual era de su hermano. Su padre le había dado el instrumento al mayor, así que el resto de los niños tenían prohibido tocarla porque podían dañarla, pero siempre hay una cómplice en cada historia.

Al ver sus inquietudes musicales, su madre le daba permiso de tomar el instrumento cuando los demás estaban fuera de casa. Y fue así, de manera autodidacta, como aprendió a tocar la guitarra.

Llega a la ESBAO

Miguel Ángel ingresó a la secundaria de la ESBAO donde conoció al maestro Paco Muñoz, quien desde entonces se convirtió en la persona que más admira y agradece por la guía, la disciplina y el profesionalismo que le heredó para estar al frente de la Estudiantina.

El maestro Muñoz supo que en Miguel Ángel podría ser su sucesor, además de compañero y amigo, enseñándole a tocar la mandolina, el contrabajo, el pandero, la castañuelas, el acordeón, el teclado, arpa y el resto de los instrumentos de las agrupaciones que conformó.

Además, le dio la oportunidad de conocer y aprender de otros músicos de Córdoba y la región.

Fue a partir de 1980 cuando Miguel Ángel Colorado asumió la dirección de la Estudiantina de la ESBAO, institución en la que laboró hasta el año 2017, donde también desarrolló otros conjuntos como rondalla, trío, Rama Jarocha y coros.

Al mismo tiempo, realizaba estas actividades en el Centro de Seguridad Social del IMSS de Córdoba, donde permaneció hasta el año 2009 y también conformó un grupo de música latinoamericana, entre otras expresiones musicales.

Una vocación

Para el profesor Miguel Ángel Colorado, la Estudiantina significó todo para su vida. Y quienes fueron sus alumnos lo saben, al recordarlo con cariño, admiración y estimación, porque a muchos los inició en el camino de la música como vocación, incluso, como una profesión.

Precisamente, la visión del maestro Colorado era que los adolescentes descubrieran su amor por la música, para elegirla como una forma de vida y sustento, en caso de no tener la oportunidad de llegar a la educación superior.

Homenaje

Este domingo 15 de mayo, a manera de agradecimiento y reconocimiento por sus casi cuatro décadas de vida dedicadas a la música, exintegrantes de varias generaciones de la ESBAO que formaron parte de la Estudiantina, rendirán al profesor Miguel Ángel Colorado un homenaje en el Teatro Pedro Díaz, con acceso limitado.

Ángela María, Sebastopol, Noche Plateada, Cantares de Estudiantina y la siempre aplaudida Novillero, entre otras canciones, formarán parte del repertorio de esta Estudiantina del Reencuentro, precedido por la presentación de la rondalla, lo que augura una tarde de emociones y más recuerdos inolvidables.

+++

Presentación

Hace cinco meses un grupo de exalumnos de la ESBAO iniciaron la organización del homenaje, con la participación de integrantes de la década de los 80, 90 y 2000.

+++

Pies de foto

Foto 1

La Estudiantina presentándose en la primaria José Ochoa Lobato, en el año 1993.

Foto 2

Acordeón, mandolina, guitarra y pandero, los instrumentos básicos de una estudiantina.

Foto 3

La Estudiantina fue uno de los principales atractivos en los desfiles del 21 de Mayo.