Sin escuchar el Alcalde a la comunidad sorda

Alejandro Aguilar

El Mundo de Córdoba

El representante de la Comunidad Sorda de Córdoba, Arnulfo Alvízar Díaz, indicó que han insistido en una reunión con el Alcalde sin mayor éxito, aunque su única petición es un espacio digno para enseñar el lenguaje de señas mexicanas.

Luego de que las personas con discapacidad auditiva y/o sordas estuvieran dispersas y otras agrupadas en alguna asociación, este año decidieron reagruparse en la Comunidad Sorda de Córdoba.

Lo anterior con el fin de gestionar aparatos auditivos, conocer la Lengua de Señas Mexicana (LSM), el seguimiento a audiometrías y vincularse al mercado laboral, principalmente, dijo Arnulfo Alvízar Díaz, representante de este grupo que organiza alrededor de 60 personas con este tipo de discapacidad.

En entrevista recordó que han tenido acercamiento con el DIF municipal que les ha otorgado asistencia en pasajes para ir por sus aparatos auditivos a Xalapa, y apoyos en despensa para quienes más lo requieren.

Sin embargo, en la búsqueda por ser autosuficientes, explicó que requieren de un lugar para enseñar la Lengua de Señas Mexicanas a las nuevas generaciones y otras personas que no lo han aprendido completamente.

Recordó que, como en anteriores administraciones municipales, el actual alcalde, Juan Martínez no ha dado la atención debida a esta comunidad, pues de cuatro veces que han solicitado audiencia con el Presidente, no les ha concretado nada.

Recordó que actualmente la LSM la imparten en sus domicilios donde muchas veces es difícil impartir talleres a grupos grandes y regularmente en lugares alejados del centro de la ciudad.

Alvízar Díaz exhortó a la primera autoridad municipal a atender a las personas sordas o con discapacidad auditiva, las cuales buscan integrarse a la sociedad.