Acusan acoso laboral en CASF

Ana De la Luz 

El Mundo de Córdoba  

Fortín.- Un presunto acoso laboral por parte de la contraloría de la Comisión de Agua y Saneamiento de Fortín fue denunciado por el personal sindicalizado que ayer se manifestó pacíficamente. La agraviada labora desde el 2013 y dijo que es hasta hoy que sufre hostigamiento.   

La coordinadora regional zona centro del SIDETAV , Rosalía Morales Marín, indicó que la empleada Ana Beatriz Escobar López fue culpada por un error administrativo en una licitación que fue cancelada, a pesar de tener un jefe inmediato que le revisa, lo que derivó en un acta administrativa, la exigencia para que presente su cédula profesional y ayer fue suspendida por 60 días sin goce de sueldo. 

“Hasta la fecha ella no había tenido ningún problema con las funciones que ella desempeña, pero hay una acusación que le están imputando que no es responsabilidad de ella, porque tiene un jefe superior. Ella colabora en el área jurídica y la primera acta que se levantó es por una licitación”, refirió. 

Detalló que, la afectada previo a salir de vacaciones, dejó hecha la documentación para la licitación, sin embargo, en su ausencia detectan un error que afirmó pudo corregirse si hubiese buena voluntad, pero en contraparte fue responsabilizada de que se haya cancelado la licitación. 

“Alegan que eso tiene un costo para el sistema y que estaba dentro de la responsabilidad de la compañera. Posteriormente se levanta un acta, citan a los involucrados y no se llega a la conclusión de que sea ella la responsable, pero a raíz de ello se le pide a ella que presente su cédula profesional”, dijo.

Con lo anterior, acusaron que hay personal que no tiene cédula profesional y ocupan cargos cercanos al director general como el gerente de sistemas, Juan Martín Mendoza López que sólo tiene preparatoria, así como Juan del Ara Aguilar, gerente de Proyectos y es pasante de ingeniería civil.

Acoso directo

a la afectada, acusan

Por lo cual consideraron que se trata de un acoso directo a la afectada, ya que le notificaron como resolución de las dos actas que queda separada de su puesto sesenta días, sin goce de sueldo y que tiene ese lapso para presentar su cédula profesional. Indicó que hay temor al interior de que la situación se replique en otros sindicalizados.

“De alguna manera como sindicato sentimos que hay acoso laboral, del ex contralor y ahora auxiliar Sergio Jiménez Soto (ex regidor de la pasada administración), sentimos que es una actitud misógina. Ella no es responsable; entrará abogado porque esto ya se salió de contexto. Hicieron grande el problema”, enfatizó Morales Marín.

Insistió que, quien inició el conflicto fue Sergio Jiménez, aunque éste cedió la contraloría a Judith Herrera Guerrero, pero acusaron que ésta última actúa bajo las indicaciones del ex edil. “El señor Sergio Jiménez tiene una demanda por pensión alimenticia, entonces es muy probable que se haya replegado para tener un sueldo más bajo aparentemente, para no cumplir con la familia que en su momento tuvo”, sostuvo la parte afectada.