‘Acaba’ pandemia con ahorradores

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Durante el 2021 por la pandemia, cuatro de cada 10 adultos reportaron no tener ningún tipo de ahorro.

Lo anterior en base a los datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) difundida por el INEGI, donde señala que aumentó el porcentaje de personas que dejaron de ahorrar; esto es atribuible a la pandemia.

Los datos revelan que hasta 2018, un 31 por ciento de la población no tenía ni un tipo de ahorro, pero para 2021, el porcentaje aumentó al 40 por ciento.

Del 60 por ciento de personas que sí tienen reservas, el 21 por ciento ahorran en instrumentos formales, mientras que 54 por ciento tienen algún tipo de fondos a través de canales informales.

En comparación con 2018, el ahorro formal se incrementó marginalmente. Resulta notorio que sólo 6 por ciento de la población reporta tener únicamente ahorro formal.

David Rojas González, delegado de la Unión Zapatista en Apoyo a Deudores (Uzade), señala que debido a que muchas familias se quedaron sin empleo a raíz de la pandemia del Covid-19, también se quedaron sin la posibilidad de destinar un porcentaje de sus ingresos a una cuenta.

Esto se suma el encarecimiento de los productos básicos y la necesidad de recurrir a compras urgentes de medicamentos y servicios médicos para atender su salud.

La gente que tenía sus reservas tuvo que utilizarlas para pasar la pandemia, debido a que hubo trabajadores que mermaron considerablemente sus ingresos, ya sea porque se quedaron sin trabajo o porque los pagos fueron irregulares.

No solamente ocuparon su ahorro sino que dejaron de hacerlo; además se vino un alza desmedida en los precios en la canasta básica y las familias optaron por atender esta necesidad primordial.

Cada vez más personas dejan de ahorrar porque simplemente el dinero no les alcanza y tienen que solventar gastos inevitables de sus familias.