¿Violencia Institucional?

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Por Manuel Molina Gómez*

Y no estimado lector, no me refiero a los señalamientos infames de Traidores a la Patria, poniendo en el “paredón” la foto de sujetos que tienen todo el derecho a disentir, o el caso de la violencia desde el púlpito presidencial contra asociaciones civiles, grupos de búsqueda de desaparecidos y medios de comunicación, que deberían ser el tema de discusión, pero los bufones nos tienen entretenidos con el pleito entre las comadres López-Loret.

Por ello, mi silencio en las últimas semanas, además de estar con  los finales de mi libro, pero que se interrumpe porque hoy en Facebook, su algoritmo me hace recordar un pensamiento que compartí hace 3 años en una caricatura: Entonces ¿tú quieres cambiar EL MUNDO solo? No estoy solo, sólo estamos dispersos… Pero ya comenzamos a juntarnos.

Y justamente hoy me busca un entrañable amigo, casi mi hermano y todo parece ser que nos veremos.

Por ello, hablaré de la violencia institucional que en el municipio de Córdoba comete personal de Juan Martínez Flores.

Iniciaré por señalar que el concepto que emplearé no es un enunciado romántico, es el texto en el Código Penal Veracruzano en su artículo 365: A quien en el ejercicio de la función pública dilate, obstaculice, niegue la debida atención o impida el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como su acceso a programas, acciones, recursos públicos y al disfrute de políticas públicas, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión, multa de hasta trescientos días de salario y destitución e inhabilitación para ejercer otro empleo, cargo o comisión públicos hasta por dos años.

Con folio 0034 del pasado 29 de abril por oficialía de partes, esta denunciándose ante Lauro Ramos Olmos, Órgano Interno de Control, enterando a Mejora Regulatoria y la Unidad de Transparencia el daño ocasionado por Permisos y Catastro a un particular, ambas oficinas dependientes de Obras Públicas.

Y es que un particular paga desde 2012 su predial con puntualidad, para esto, es básico catastro tenga perfectamente delimitado el polígono, contar con un plano a detalle dentro de una manzana, y así, sólo así, determinar superficie que por su ubicación se hará acreedor al pago de un impuesto.

Pues de forma arbitraria la oficina de Permisos, permitió al vecino construir sobre su predio, despojándolo de varios metros, y esto otorgando un permiso con su respectivo pago en tesorería.

Todo pareciera que es un simple problema de comunicación entre áreas, que Mejora Regulatoria desde el modelo de Protesta Ciudadana por un Acto de Molestia debiera verificar su protocolo, proceder y dictaminar una mejora, pero welcome a la 4T. La Regidora de la Comisión sabiendo del caso por escrito, en 15 días no sólo no hizo nada, sino delegó a su asistente “un perfecto inútil” que casi regaña al ciudadano y sale con la audacia de indicar, ultimadamente es un asunto entre particulares.

¿El particular le dio a su vecino permiso de construcción, dándole boleta de pago a tesorería y auto cobrándose predial por 10 años?

Pero el insulto es mayor, el vecino comentando con otros que colindan con su propiedad descubre que una vecina desde enero, pagó a tesorería con boleta expedida por Catastro para recibir el plano de su manzana, conocida como Cartografía Catastral (Plano Manzanero) y su cédula catastral, siendo con pago realizado, que no se lo entregan, afirmando verbalmente, pues lo siento, no lo encontramos.

Juan Martínez Flores, han trascurrido 120 días de tu gestión, y tu personal son unos perfectos inútiles, déspotas y tú lo permites, leí en un impreso que llama a la Iniciativa Privada “tus paleros”, y con la pena del mundo coincido con él, sólo acompañarte a aplaudirte ocurrencias, ¿cuando no eres capaz de resolver vicios heredados, cuando eres incapaz de enfrentar la legítima molestia de los ciudadanos? Y esos indignos paleros no se amparan por tu abuso de conferir a Sefiplan cobre predial el 2023, cuando eso requiere transferir datos personales y SCJN tiene jurisprudencia que un sujeto obligado no puede dar a otro ente público esos datos por decreto.

Y no debe sorprendernos, fui testigo de la violencia institucional en sesión de cabildo, donde maliciosamente no se tiene la presencia de ningún ciudadano, donde “te hacen leer un guión”, es tal el control sobre de ti del secretario municipal y del secretario técnico, que ni las diferencias y argumentaciones se hacen en cabildo, y cuando los ediles señalan no han contado con el material en su oportunidad y manifiestan sus puntos, mutilan el acta de cabildo, para una “versión rosa”-

Juan Martínez Flores, he salido en tu defensa decenas de veces, que no “eres portero” ni tampoco “piñata”, que orgulloso ya copió el mismo AMLO en la mañanera al referirse a la expresión de Trump de que lo “dobló”, pero en este caso, en 120 días no enfrentas los vicios de al menos 4 administraciones, y no eres un líder justo de tu cabildo, de eso sí te señalo y responsabilizo.

Y puesto eres muy disperso y te dirá Viveros, que es un error aislado, #SoluciónCiudadana te sentencia que tienes fracasado el proyecto de ODS de la Agenda 2030 de la ONU, sino enfrentas y corriges que el Pacmun no fue autorizado por incompetencia de la coordinadora de Ecología y a la que rectificaste en el cargo, y quien tiene desde 28 de marzo del actual denuncia por no realizar sus funciones en 100 días de monitorear los decibeles en los comercios de la ciudad. Ya cumple como Presidente municipal de la ciudad de Córdoba, Veracruz.

Lo espero en la próxima entrega.

*Presidente de Cidiac, A.C. (Centro de Investigación, Difusión e Implementación sobre Asociaciones Civiles).