Las leyendas y sus mamás

Integrantes del equipo Leyendas Especiales disfrutaron al lado de sus mamás en una actividad deportiva para reafirmar sus emociones

Mary Chuy Rodríguez
El Mundo de Orizaba

Todas las mujeres cuando se convierten en mamás adquieren un corazón gigante que sea capaz de dar amor de una manera tan pura, pero sin duda aquellas que reciben a un niño con discapacidad, se convierten en super mamás.

Y es que se requieren de poderes especiales para guiarlos en una sociedad que la mayoría de las veces no les brinda las mismas oportunidades, los discrimina, ofende o hasta llega a lastimarlos.

Ellos con su característica forma de dar amor de una manera desbordada, no escatiman en llenar de elogios a ellas que las cuidan, aman y los motivan a ser personas independientes.

La cancha

Ayer en la cancha de Futbol rápido San Felipe Neri, los integrantes del equipo Leyendas Especiales disfrutaron al lado de sus mamás en una actividad deportiva llena de emociones.

Guiados por su entrenador bailaron, jugaron, cantaron y se divirtieron al máximo para cerrar la actividad con besos por parte de sus hijos.

Algunas mamás compartieron el gran amor que sienten por sus hijos desde aquel momento que recibieron la noticia de que tenía síndrome de Down.

Al final compartieron el pan y la sal con un pequeño aperitivo que fue organizado solo por los papás con la idea de sorprenderlas.

Obsequios
Durante la convivencia llegó Charly Aranzabal para hacerles entrega de unas maletas que les sirvan para llevar sus cosas de juego, de cara algunos compromisos que tienen programados.