Condenan a 6 policías

Los ex policías municipales podrían alcanzar hasta 40 años de prisión por los homicidios de los hermanos Ernesto y Román Pérez González, ocurridos en Orizaba en noviembre de 2018

De la Redacción

Orizaba.- Tres años y seis meses transcurrieron para que un juez emitiera su fallo condenatorio y con ello, cumplir el anhelo de justicia de los padres de Ernesto y Román Pérez González, los jóvenes que fueron asesinados por policías municipales de Orizaba frente a su casa.
Un Juez de Proceso de la Unidad Integral del XV Distrito en Orizaba dictó sentencia condenatoria por homicidio doloso calificado, en contra de los ex policías Abraham N., Jesús N., Jaime N., Álvaro N., Marco Antonio N. y Pedro N., quienes fueron detenidos horas después de lo ocurrido aquel 1 de noviembre de 2018.
Los preventivos que estaban bajo el mando de Juan Ramón Herebia, enfrentaron su proceso en el penal de Zongolica, donde ahora están a la espera de la audiencia de individualización de sanciones en la sala de juicios orales, donde conocerán a cuántos años asciende la pena privativa y el monto de la posible reparación del daño.
Cabe señalar que Luz María González y Román Pérez, padres de los jóvenes asesinados, pidieron investigar al jefe de la Policía, por haber negado que llegara la atención médica para salvarlos y por manipular la escena del crimen.
Incluso, hubo fotografías del jefe policiaco presuntamente moviendo los cuerpos, pero días después de la muerte de los profesionistas, sólo presentó su renuncia a la dirección de Gobernación que tuvo a cargo durante más de una década.

Los hechos
Eran aproximadamente las 4:30 de la madrugada, Román Pérez, de entonces 31 años de edad, regresaba de un establecimiento nocturno en aparente estado de ebriedad a bordo de una camioneta Jeep Patriot placas YHT2165, sobre la calle de la Poniente 7 y Sur 20, por lo que unos policías le ordenaron que se detuviera.
Pero el joven profesor no hizo caso a la instrucción y aceleró, lo que fue tomado como sospechoso por los uniformados quienes iniciaron una persecución que culminó justo afuera de su casa. Aparentemente Román alcanzó a pedirle ayuda a Ernesto, un reconocido dentista de 33 años, quien salió de la casa y fue acribillado junto con su hermano.
En la versión oficial se dijo que los jóvenes habían atacado a los policías, de ahí que la patrulla Beta-73 presentara siste orificios por arma de fuego en el parabrisas. Sin embargo, en octubre de 2020, la Comisión Estatal de Derechos Humanos confirmó que la Policía alteró la escena, movió los cuerpos y les colocaron armas.
Al año de haber ocurrido los hechos, la audiencia intermedia de los ex oficiales de la Policía Municipal fue suspendida, tiempo en el cual cuatro imputados tramitaron amparos, de los cuales dos sí procedieron, pero finalmente. La audiencia intermedia se efectuó hasta noviembre de 2020 (Con información de Kar García).

++++

Con PDF

Casi 4 años
Tras un largo proceso, en las próximas horas los seis policías condenados conocerán la sentencia que un juez les dictará, por la muerte de los hermanos Ernesto y Román Pérez.

++++

Disculpa
En octubre de 2020 la CEDH acreditó que elementos de la Policía de Orizaba mataron injustificadamente a los hermanos y señaló que el Ayuntamiento tendría que disculparse y pagar una indemnización. Hasta el momento el gobierno orizabeño no han acatado las instrucciones.