Aguas con los accidentes laborales

Los accidentes de trabajo están a la orden del día; las empresas se han preocupado por dotar a sus trabajadores de herramientas e insumos que reduzcan esta situación, pero aún así suceden

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Los accidentes de trabajo están a la orden del día; las empresas se han preocupado por dotar a sus trabajadores de herramientas e insumos que reduzcan esta situación; sin embargo, pueden ser acreedoras a sanciones y multas por los accidentes que se generen ante la falta de prevención o insumos; pero el trabajador también puede, por derecho, demandar al patrón si éste no cumple y responde ante un accidente de trabajo.

De acuerdo al reporte de las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, los Centros de Conciliación Laboral Locales y los Tribunales Laborales Locales, de cada 100 conflictos individuales de trabajo registrados en 2020, 37 reclamaron la indemnización conforme a los criterios establecidos en la ley, mientras que 17 lo hicieron por el pago de la

prima de antigüedad.

El 2.2 por ciento de los conflictos individuales de trabajo tuvo como principal demanda el riesgo de trabajo, es decir, de cada 100 trabajadores que interpusieron una demanda laboral, al menos dos demandaron una indemnización por riesgo laboral o accidente de trabajo al que no respondieron sus patrones en su momento.

La Ley Federal del Trabajo contempla responsabilidades y sanciones,  en su mayor parte al patrón como único responsable de garantizar la seguridad y la salud de todos los trabajadores.

Legislación

El patrón está obligado inexcusablemente a conocer la realidad de la legislación en materia del trabajo y la prevención de riesgos en su empresa, y sus obligaciones de acuerdo a lo que la ley les señala; la Ley Federal del Trabajo infiere que existen varias clases de responsabilidades atribuibles a los accidentes y a la falta de prevención.

Las responsabilidades corresponden a los empresarios, trabajadores, personal directivo, personal técnico, mandos intermedios, fabricantes, importadores y suministradores de equipo.

De acuerdo a personal consultado en Juzgados Laborales y Centros de Conciliación, las demandas que se reciben por riesgo o accidente de trabajo son mínimas comparadas con las interpuestas por despido injustificado que abarcan cuando menos un 88 por ciento; mientras que las demandas por riesgo o accidente de trabajo son apenas de un 2 por ciento.

De acuerdo al reporte del personal, los trabajadores que tienen más riesgo o accidentes de trabajo son aquellos que se desempeñan como albañiles y empleados de la industria de la construcción, así como obreros que laboran en las fábricas, aunque también empleados de oficina o de talleres.

Explican que algunos de estos accidentes en el trabajo pueden incluso llegar a provocar la muerte de los trabajadores, sobre todo cuando su actividad está relacionada con vehículos de motor.

Pero también hay muertes provocadas por golpes o aplastamientos, por caídas o electrocuciones.

Los trabajadores que sufren un accidente de trabajo, tiene el derecho a interponer una demanda laboral en caso de que sus empleadores no le hayan otorgado los pagos correspondientes a su indemnización o su atención médica ante un accidente de trabajo.

La Ley no solo considera accidente de trabajo al momento en que el trabajo sufre el percance dentro de su área laboral, sino también cuando éste le ocurre al trabajador durante el traslado de su domicilio al trabajo o viceversa.

La ley te protege

De acuerdo al artículo 276 de la Ley Federal del Trabajo, el patrón bajo cuya autoridad prestó el trabajo, será responsable de los accidentes en el trabajo.

Cuando un trabajador sufre un probable accidente de trabajo, inmediatamente debe acudir o ser trasladado a recibir atención en la unidad médica que le corresponda o, en caso urgente, a la unidad médica más cercana al sitio donde lo haya sufrido.

Según datos del Inegi, a nivel nacional la tasa de defunciones causadas por riesgos de trabajo fue de 0.8 por ciento; las más representativas se localizaron en Durango (1.6%) y Zacatecas (1.5%), así como Veracruz con 1.2% y Sinaloa con 1 por ciento.

Todos los trabajadores están expuestos a sufrir accidentes durante los traslados, la jornada laboral e incluso a adquirir una enfermedad relacionada con las actividades desempeñadas o traslados, ante esta situación la Ley Federal del Trabajo (LFT) las denomina como riesgos de trabajo o accidentes de trabajo.

Los accidentes de trabajo son toda lesión orgánica o perturbación funcional, ya sea inmediata o posterior, e incluso la muerte, producida repentinamente en ejercicio o con motivo del trabajo.

Es importante tomar en cuenta, que los riesgos y accidentes de Trabajo pueden producir incapacidad temporal, incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, muerte, y desaparición derivada de un acto delincuencial

Si los patrones afilian al IMSS a sus trabajadores, estos en caso de un siniestro de trabajo recibirán, de acuerdo con el grado de lesión, las prestaciones que ofrece este Instituto, las cuales van desde el otorgamiento de atención médica, quirúrgica, hospitalaria  y medicamentos, hasta el pago de subsidios por incapacidad, indemnización o pensiones respectivas.

Por el contrario, si no se les dio de alta ante el IMSS, los patrones omisos deberán pagar las prestaciones, conceptos e indemnizaciones correspondientes, ya sea por la muerte, incapacidad temporal o permanente para trabajar, que estos padezcan a causa o con motivo de su trabajo.

Lo legal

Las demandas laborales por accidente de trabajo, se llegan a interponer, dice la fuente, cuando el patrón no responde a sus responsabilidades con el trabajador accidentado; incluso cuando hay una muerte, el familiar puede demandar una indemnización si no hubo la atención del empleador.

Estas demandas siguen siendo pocas, comenta, la fuente, pues muchas veces el patrón responde a sus responsabilidades sobre todo si están los trabajadores afiliados al IMSS.