¡Regalo de letras!

Ana De la Luz

El Mundo de Córdoba

Con una función de títeres “A su sazón” y la presentación del libro “El duendecillo perdido”, en voz de su autora, Clemencia Manzur Aguilar, el Museo de Córdoba deleitó a “chicos y grandes” dentro de la Semana del Libro Infantil y Juvenil, como un regalo anticipado del “Día del Niño”.

En primer turno, el grupo de alumnos de la Licenciatura en la Enseñanza de las Artes de la Universidad Veracruzana presentó la función de títeres, obra de la estudiante Kenia Briones de Jesús, como parte de la materia de Pedagogía del Teatro, guiados por su maestra María Arely López Juárez.

La obra trata de la responsabilidad que implica ser adulto, donde el personaje principal es un pollo llamado “Pillo”. El ave exhortó a los pequeños a vivir a plenitud su infancia. “Que entiendan que tienen que vivir su etapa; que su momento llegará para divertirse como adultos y entender la responsabilidad que conlleva”

La maestra y actriz, Arely refirió que la obra será presentada el viernes 29 de abril, a través de la página de Youtube, de Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana, región Orizaba-Córdoba. Los jóvenes recibieron un reconocimiento de manos de la directora del Museo de Córdoba, Obdulia Díaz Guadarrama.

“Es un trabajo que llevó un año; ellos crearon sus títeres y aspiran a convertirse en maestros de arte. Agradecemos las facilidades del Museo”, dijo.

“El duendecillo perdido”

 Mostrando una vez más, sus dotes creativos como escritora, Clemencia Manzur Aguilar, presentó su libro “El Duendecillo Perdido”, una obra que surgió hace varios años, pero que fue hasta 2022 logró cristalizarse, después de padecer el confinamiento que provocó la pandemia.

“Por estar recluidos, tristes, me vino a la cabeza sacarlo a la luz. Las imágenes me las hizo un sobrino y su mamá; se editó fuera del país y se imprimió aquí. La trama es de una mujer que por luchar en la vida por alcanzar sus logros, sus anhelos porque viene huyendo de un lugar extraño, se le olvida que en la vida también hay que reír y disfrutar y pierde su duende que siempre le acompañaba”, dijo.

La también abogada refirió que el libro que cuenta con 36 páginas, tiene un costo de cien pesos. Ayer recibió el reconocimiento del Museo de Córdoba, así como de la regidora séptima, comisionada del Fomento a la Lectura, Olga Leticia Luz López y de los ciudadanos que le mostraron afecto y regalos. La escritora autografió los ejemplares vendidos.

“Este libro te relata la búsqueda de ese duende de la mujer que recorre mundos fantásticos, que va en busca de su hada y de su mago hasta que lo encuentra para hacer las paces, aunque se da cuenta que el duende siempre estuvo allí, pero olvidó alimentarlo de alegrías”, dijo.

El libro está dedicado a sus hijos Clemencia y Salvador, su yerno Prichard Thomas y a su nieta. El siguiente libro, adelantó que habla del lado humano de su abuelo, el general Cándido Aguilar Vargas, desde el punto familiar.