5 décadas de amor

Martha García Reyes y Gerardo Cabrera Celis, son un matrimonio que ha tenido momentos buenos y malos, pero que han descubierto que la confianza lo es todo

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Casi cinco décadas son testigo de la gran unión entre Martha García Reyes y Gerardo Cabrera Celis, un matrimonio que ha tenido momentos muy difíciles, pero todos ellos solo quedaron como un obstáculo que lograron superar y con ello fortalecer su unión.
El matrimonio tiene cuatro hijos, nueve nietos y próximamente un bisnieto, todos ellos tienen un lugar especial, y cada uno es un pilar indispensable para la familia; ambos tienen 65 años de edad y casi 46 años de casados, una relación que ha tenido varios tropiezos pero con la bendición de afios continúan escribiendo su historia de amor.

Cimientos
El secreto de este matrimonio ha sido tener a Dios en el centro de su relación, una familia que tiene muy ciementada su fue, parte del éxito que tienen se ha basado también en el respeto, confianza, comunicación y sobre todo la tolerancia, pues aunque durante todos estos años han pasado varias situaciones con sus hijos y como padres, el ponerse en el lugar del otro los ayuda a mantenerse unidos.
Actualmente, viven solos como pareja, cada uno de sus hijos formó ya su propia familia, y aunque los visitan continuamente, ellos decidieron revivir esa relación de pareja en donde después de haber cumplido como padres pueden salir a divertirse juntos y disfrutar de su matrimonio.

¿Qué evitar ?
Cuando se tienen problemas como pareja, es importante que su hay discusiones no las vean los hijos, es importante que los malos entendidos se arreglen a solas, pues una mala imagen a través de la discusiones puede perjudicar, además, a los hijos que están presentes.

¿Cómo se conocieron?
En un viaje en donde Martha iba con su entonces novio, también viajo Gerardo, sin embargo él se sintió mal durante el viaje, y ella lo ayudo en todo momento, lo que sin duda género molestia en su novio, pero al no haber ningún tipo de conexión entre ellos, no género mayor importancia.
Tiempo después el destino los unió, primero como amigos y después se convirtieron en novios, dos años después de eso, se casaron, recordando aquel viaje, además de una aventura, como un momento que el destino ya les tenía preparado para ser parte de su historia de amor.

Anécdotas
Una de las anécdotas que marcaron al matrimonio, fue que desde que se casaron siempre dijeron que tendrían cuatro hijos, sin embargo con el paso del tiempo, con tres hijos decidieron mejor ya solo quedarse con ellos, sin embargo vino una cuarta hija, aún cuando después de tres nacimientos, doña Martha decidió operarse para ya no tener hijos.
Luego de la operación, medio año después, empezó a tener molestias, mareos y antojos, pero con el antecedente de haberse operado, un embarazo no paso por su cabeza, pero al no desaparecer los malestares acudió al médico para su valoración.
La sorpresa de la pareja fue que al acudir al médico, le solicitaron una prueba sanguínea de embarazo, la cuál tras realizarse, cuando recibieron los resultados, Martha le pidió a Gerardo que él fuera quien los leyera, pero él prefería que fuera ella, y así tras los nervios, los dos los leyeron, y fue su sorpresa que aún operada resultado con tres meses de embarazo.

Otra de las anécdotas que la pareja cuenta es las similitudes que existen entre ambas familias en las fechas de cumpleaños, pues la mamá de doña Martha cumple el 27 de abril y el de don de Guerardo el 28 de abril; mientras que Martha cumpleaños el primero de febrero y don Guerardo el 9 de febrero, ambos tienen hermanas que su cumplen el 29 de junio, fechas que son muy similares, y así como estos festejos, también los han marcado en fechas tristes como el fallecimiento del padre de Gerardo y a los tres meses la mamá de doña Martha, luego de esto, tres meses después fallecen tíos de ambos, siendo este un año muy difícil.

Consejos
Cómo matrimonio, es indispensable tener confianza en su pareja, mantener un equilibrio entre ambos, sin inmiscuir a terceras personas cuando haya un problema, pues como su nombre lo dice “casados” es casa de dos y los problemas u obstáculos deben superarse entre los dos, platicarlo y resolver entre los dos lo que se pudiera presentar.
El matrimonio es la unión de dos personas que se tienen respeto y amor entre amos, una clave inspensable para que se perdure como pareja, así como es importante que aquello que enamoro uno de otro, continúe, no se pierdan y jamás olvidrn que la pareja la eligieron porque hubo algo que los enamoro.