Va la Fiscalía por Cuauhtémoc Blanco

Agencias

Cuernavaca, Mor.- La Fiscalía Anticorrupción de Morelos presentó ante el Congreso de la entidad tres solicitudes de causa en contra del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, relacionadas con los delitos de ejercicio ilícito de funciones y falsificación de documentos; fraude procesal y falsificación, y enriquecimiento ilícito y falsedad de declaración ante una autoridad.

Aparte, la Fiscalía Anticorrupción de Morelos tiene abiertas otras cinco carpetas de investigación contra el mandatario morelense.

Entre estas cinco pesquisas se encuentra la que corresponde a la fotografía en la que posó el mandatario estatal con tres presuntos líderes de la delincuencia organizada en la oficina parroquial de la iglesia de La Asunción de María, en Yautepec.

El vicefiscal Édgar Núñez Urquiza, se presentó en las instalaciones del Legislativo morelense y presentó las denuncias relacionadas con igual número de carpetas de investigación. Las denuncias fueron presentadas por Enrique Paredes Sotelo, abogado morelense y por separado, otra fue presentada Gerardo Becerra Chávez quien hasta hace unos meses se desempeñaba como encargado de una unidad anticorrupción en el propio gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo.

De acuerdo con el documento entregado en el Congreso de Morelos, familiares y amigos de Cuauhtémoc Blanco, así como servidores públicos de la entidad, estarían involucrados en el presunto delito de enriquecimiento ilícito por parte del llamado “último ídolo del barrio”.

Entre ellos aparece su medio hermano, Ulises Bravo Molina, actual dirigente estatal del Partido Encuentro Solidario (PES); Edgar Riou Pérez; primo y secretario particular del gobernador; Ricardo Bravo Molina, medio hermano, y Jaime Tamayo Godínez, amigo del exfutbolista, entre otros.

Al respecto, Blanco aludió a un convenio con Morena, PT, PES y Redes Sociales Progresistas, por lo que se mostró confiado de librar los proceso que la Fiscalía Anticorrupción inició en el Congreso del Estado.

El Mandatario amagó con presentar también demandas y dijo que “el que se lleva se aguanta”.

Calificó las investigaciones como “refrititos” de otras acusaciones.

“Yo no tengo nada qué esconder, y si me quieren investigar en Estados Unidos que me investiguen”, comentó.