‘No consintamos la violencia pequeña’

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba

Líderes religiosos condenaron los hechos violentos registrados el sábado en el estadio La Corregidora, en Querétaro, luego que en el segundo tiempo de un encuentro de fútbol las porras de ambos clubes se confrontaran causando más de 25 personas heridas, hecho que causó indignación dentro fuera del país.

El Obispo de la Diócesis de Córdoba, Eduardo Carmona Ortega señaló que junto con el Episcopado Mexicano reprueban los hechos violentos en el juego de futbol referido.

“Desde luego un rechazo contundente a la violencia, si no queremos el conflicto grande como en Ucrania y Rusia, no consintamos la violencia pequeña. No debemos aceptar estos comportamientos”, dijo.

Entrevistado al concluir la homilía dominical, el prelado comentó que el Episcopado Mexicano emitió un posicionamiento al respecto, donde destacan: “Los obispos de México exhortamos a los clubes deportivos, a las autoridades y a la sociedad civil para hacer del futbol y de cualquier deporte una oportunidad para crear espacios para la integración y no de enfrentamiento”.

Ya que este tipo de conductas no abonan nada a la reconstrucción del tejido social desgastado por la pandemia por Covid-19 y por la pérdida de valores en diversos sectores de la sociedad en general.

En relación a la celebración del Día de la Familia, el Obispo Eduardo Carmona Ortega señaló que se debe continuar trabajando para fortalecerla toda vez que es precisamente la familia la célula de la sociedad, por lo que se debe cuidar y trabajar en el fortalecimiento de los valores cívicos y espirituales.

Lastiman a familias

Por su parte el pastor Arturo Contreras lamento lo ocurrido en Querétaro, “sea cual sea el deporte que se esté practicando, no debe haber violencia, es un hecho lamentable que lastimó varias familias”, comentó.

Subrayó que los recintos deportivos son para ir en familia, “en videos que circularon en redes sociales se podía observar un padre abrazando a su hijo con el jersey del Atlas mientras alrededor de él estaban pseudofanáticos del equipo contrario, eso es una barbarie, algo reprobable”.

Respecto a la celebración de la familia, recordó que la Biblia señala que la familia es importante para Dios, “de hecho la idea surgió de él. Dios podía habernos creado para vivir aislados, pero no lo hizo. Nos necesitamos no solo para la continuación de la raza humana sino para apoyarnos, construir y bendecir el lugar donde Dios nos ha puesto”, señaló.

Recordó lo que Deuteronomio 6:6-7 señala: “Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes”.

Concluyó que los padres deben llenar sus corazones y sus mentes con la palabra de Dios para luego enseñarla a sus hijos. Así como su ejemplo amoroso y constante viviendo de acuerdo con los mandatos de Dios.