Siguen sin solución 5 empleados del SAT

Raymundo García G.

El Mundo de Orizaba

En esta región son cinco y en el país más de 126 los trabajadores del Sistema de Administración Tributaria (SAT), que fueron despedidos luego de resguardarse por tener o estar en contacto con familiares que dieron positivo al Covid-19.

Pese a que los trabajadores se ausentaron poco tiempo o sólo el tiempo acordado que contemplaba 15 días, como una medida para prevenir y cortar la cadena de contagios, así como para proteger a los contribuyentes, los empleados al regresar a sus oficinas, les notificaron que habían sido despedidos por abandono de su trabajo.

El caso de Raúl Rodríguez García, es uno entre los más de 100 trabajadores que tuvieron que aislarse en su domicilio durante la pandemia, por el riesgo que implica la enfermedad, y que pese a su antigüedad perdieron su trabajo y hoy están desempleados.

Raúl tenía 28 años de servicio en el Sistema de Administración Tributaria, sin embargo a finales de enero de este año, tuvo que aislarse una semana debido a que su esposa e hijos dieron positivos al SARS-CoV-2, y aunque finalmente él no dio positivo, los protocolos acordados así lo enmarcaban.

Sin embargo, le fueron a notificar su cese a su domicilio unas personas que no tienen facultades de hacer esa notificación, por lo cual considera que incurrieron en un acto ilegal porque firmaron actas de abandono de trabajo, aún cuando ya tenían conocimiento a través de la recomendación y notificación por parte del Sindicato, de que estaban confinados en su hogar, porque habían dado positivo al virus o porque estaban en contacto directo con un familiar infectado.

Tras el despido, el SAT no les pagó ninguna liquidación y a partir del 14 de febrero les dejó de pagar su sueldo, asimismo los dieron de baja del ISSSTE.

Ante el despido injustificado, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Hacienda Federal del Servicio de Administración Tributaria y de Aduanas, intervino y está checando en cada estado de la República cada caso, para poder reintegrar a sus labores a los trabajadores al considerarse una violación a sus derechos.

Los despedidos se reúnen cada mañana para hacer un pase de asistencia avalada por el Delegado Sindical mientras se resuelve su situación pues ellos están dispuestos a seguir trabajando.