Aplauden líderes decisión de SCJN

El Cihuatlahtolli, CROC, CIMA, UDAYC y Canacintra, coincidieron que con la derogación de ultrajes triunfa la justicia

Raymundo García G.

El Mundo de Orizaba

Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declarara inconstitucional el delito de ultrajes a la autoridad aprobada por el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, en Veracruz, representantes de los diversos sectores de la región aplaudieron la determinación y aseguraron que es un triunfo de la justicia.

“Vulneraba a ciudadanos”

La abogada del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, Luz María Reyes Huerta, indicó que la aprobación de este delito colocaba a los ciudadanos en un estado de vulnerabilidad ante cualquier autoridad, porque el simple dicho de una autoridad de que se le había ofendido, era suficiente para que eso fuera considerado como un delito.

“Desgraciadamente la SCJN ha tenido que hacer la tarea a la Legislatura, que se empeña en no ver lo que evidentemente está fuera de la legalidad, y lo corrobora el mismo criterio que ha tenido hoy la SCJN”, indicó.

Con este delito de ultrajes a la autoridad, dejaba en un estado de vulnerabilidad a los activistas, que alzan la voz por alguna causa o por quienes son víctimas de atropellos en sus derechos humanos.

Por este motivo dijo que aplaude sin duda, el que la SCJN haya declarado inconstitucional este delito “la Corte se ha caracterizado por eso, por poner a la vanguardia los derechos humanos de todos y todas y creo, que este criterio no ha sido la excepción”, expuso.

“Es una ley abusiva”

El Secretario General de la Federación Regional CROC, César Silva Reyes, aplaudió la determinación de la SCJN al reconocer que el delito de ultrajes a la autoridad se trata de una ley abusiva que va en contra los derechos constitucionales de los ciudadanos.

Ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno pueden poner este tipo de prohibiciones porque se coarta la libertad de expresión por todas partes, indicó.

“Creo que los gobernantes deben estar expuestos a la crítica, a los señalamientos y disposiciones que haga la ciudadanía, sobre todo cuando se tienen actos arbitrarios que se cometen en contra de ciudadanos y los medios que atentan contra la libertad de expresión, el libre tránsito y lo vemos cuando quieren impedir las manifestaciones públicas”, apuntó.

“Triunfa la justicia y la legalidad”

“Es para nosotros muy satisfactorio, es un triunfo de la justicia y de la legalidad. Es una noticia extraordinaria, la verdad es que uno vuelve a recuperar la confianza, la credibilidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, indicó el Presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas (CIMA) quien también es integrante de la Unión de Asociaciones y Civiles (UDAYC), Graciano Illescas Téllez.

Con el delito de ultrajes a la autoridad bastaba con que hicieras un gesto o te enojaras con un policía, y ya pudiera ser un riesgo para que uno fuera a parar a la cárcel, era un arma del Gobierno del Estado para reprimir la libertad que tenemos nosotros de organización, de protestas, de expresión, expuso.

Por el contrario señaló de penoso que los diputados en el Congreso, antier aprobaron que no se derogara, que sólo se le hicieran algunos ajustes y el propio Gobernador se dirigió a la Suprema Corte pidiendo que no se derogara.

“No se trata de denostar al Gobernador, pero es importante que entienda que no puede llamar delincuentes a las personas que a veces por defenderse de un abuso de una autoridad, vayan a parar a la cárcel y no tienen por qué ser llamado delincuente”, señaló.

Reconoció a los legisladores, organizaciones sociales y grupos de abogados que alzaron la voz para oponerse a este delito, que se había creado en el Código Penal de Veracruz y que era lesivo para nuestras libertades.

“Laceraba libertades”

Debido a que este delito de ultrajes a la autoridad se aplicaba de acuerdo a criterio, consideramos que no se había hecho uso correcto de este procedimiento, expresó, el Vicepresidente de Canacintra Delegación Orizaba, Juan Manuel Vega López.

“No se aplicaba como la autoridad en un principio lo había planeado, entonces los funcionarios lo utilizaban para su beneficio y eso, laceraba la libertad de los ciudadanos y para defenderse ante una arbitrariedad de la autoridad era muy complicado, porque ellos podían acusar de ultrajes”, indicó.

Se supone que era un delito con apego a la ley pero había muchos casos donde los podían manipular.

También fue cuestionable el hecho de que a través de este acto jurídico se tengan detenidos a varios líderes de bandas, como lo afirmó el Gobernador, ya que no es posible que sólo por esa falta se les detuviera a gente, que se dedica al narcotráfico o a la delincuencia organizada, porque a ellos se les debe imputar otro tipo de delitos.

“Creo que la mayoría del sector empresarial aplaude esta resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, señaló.