Fuga reduce agua a Córdoba y Fortín

Ana De la Luz 

El Mundo de Córdoba 

Ante el registro de una fuga en el Sifón número 7 de la Laguna de Nogales que inició hace dos semanas, los presidentes municipales de Córdoba y Fortín analizan las opciones para atender la situación que está generando el riesgo de que ambos municipios queden prácticamente sin agua en próximas fechas. 

Mientras las autoridades ayer sostuvieron una reunión en el Palacio municipal de esta ciudad, el equipo técnico de Hidrosistema de Córdoba y la Comisión de Agua y Saneamiento de Fortín se trasladaron al lugar que se encuentra en los límites de Fortín, en la zona del puente de Metlac. 

Allí, ambas autoridades valoraron las condiciones en las que se encuentran los daños para hacer los trabajos correctivos que se estima podrían durar de 24 a 48 horas, tiempo en el cual se verán obligados a cerrar las válvulas por la presión que trae el agua de la laguna de Nogales. 

Mediante sus respectivos comunicados, los presidentes municipales, Juan Martínez Flores y su homólogo de Fortín, Gerardo Rosales Victoria coincidieron en la necesidad de hallar una estrategia que les permita mitigar las afectaciones que ha generado el estado de deterioro de la red hidráulica por la falta de mantenimiento. Data de hace 70 años. 

La fuga de agua que se presentó entre los límites de Sumidero y Fortín, representa un riesgo de quedarse sin el suministro y eso podría repercutir a cientos de familias, reconoció el alcalde de Córdoba. 

“Tenemos un problema con el abastecimiento de agua. Nos enteramos de una fuga extraordinaria de la tubería que trae el agua hacia el municipio de Córdoba y Fortín; vamos a buscar la manera de solucionar este problema. Es el llamado urgente que hicimos, estamos siendo oportunos”, expresó Martínez Flores. 

Debido a la necesidad de garantizar el suministro de agua potable a las miles de familias de ambos municipios, “los alcaldes y departamentos involucrados, establecieron que mantendrán la coordinación en este tema de suma importancia en la sociedad y gestionarán ante la Comisión Nacional del Agua un proyecto que permita la correcta distribución así como mantenimiento de esta línea de conducción”. 

El presidente municipal de Fortín, aseguró que suman esfuerzos con Córdoba ya que afecta a sus habitantes. “Lo que necesitamos es trabajar en conjunto para que la problemática no sea tan grande como se prevé. Necesitamos ser más preventivos que reactivos. La fuga tendrá 15 días que empezó y se está acrecentando”. 

Indicó que la mejor la opción sería cambiar toda la tubería, mientras que el equipo de Hidrosistema informó que han realizado reparaciones en la tubería, pero la última representó un riesgo y se tuvo que detener, por eso es que ambos municipios se reunieron para tomar una decisión, ya que el desabasto impactaría a la población de Córdoba y Fortín.