Benedicto pide perdón… y rechaza acusación

Agencias

El papa emérito Benedicto XVI pidió perdón y expresó su dolor por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha tenido.

Su declaración se dio a conocer en una carta, publicada tras la divulgación de un informe sobre los abusos sexuales a menores en Alemania, en el que se afirmaba que estuvo al corriente de cuatro casos de curas pederastas cuando era arzobispo de Múnich.

A pesar de su petición de perdón, Benedicto XVI niega en otro documento, publicado también ayer por sus colaboradores, cualquier acusación y conocimiento de los hechos que se narran en el informe divulgado en Alemania.

“He tenido grandes responsabilidades en la Iglesia católica. Eso hace mayor mi dolor por los abusos y los errores ocurridos en esos distintos lugares durante el periodo de mi mandato”, dijo el Papa retirado.

Benedicto XVI, de 94 años, respondía a un reporte publicado el 20 de enero por una firma legal, encargado por la Iglesia alemana para estudiar cómo se gestionaron los casos de abusos sexuales en la arquidiócesis de Múnich entre 1945 y 2019. Benedicto XVI, el excardenal Joseph Ratzinger, dirigió la arquidiócesis entre 1977 y 1982.

Los autores del reporte reprocharon la gestión de Benedicto XVI en cuatro casos durante su época de Arzobispo y le acusaron de mala conducta por no haber restringido el ministerio de los sacerdotes implicados incluso después de que fueran condenados por cargos penales. El reporte también reprobó a sus predecesores y sucesores y estimó que en las décadas estudiadas hubo al menos 497 víctimas y al menos 235 sospechosos de abusos.

Benedicto XVI concluye la carta diciendo: “Pronto me enfrentaré al juez definitivo de mi vida. Aunque mirando hacia atrás en mi larga vida puedo tener muchos motivos de temor y miedo, sin embargo, tengo un estado de ánimo alegre porque confío firmemente en que el Señor no solo es el juez justo, sino también el amigo y hermano que ya ha sufrido él mismo mis carencias y es, por tanto, como juez, al mismo tiempo mi abogado”.