Orizaba, la limpia

La Pluviosilla es un ejemplo de educación ambiental, sus ciudadanos han adoptado en su día a día medidas para el cuidado de su entorno

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Orizaba es ejemplo en educación ambiental; basta con ver la ciudad y recorrer sus calles para darse cuenta que Orizaba es limpia, pero más allá de eso, sus ciudadanos han adoptado en su día a día medidas para el cuidado del medio ambiente.

Desde barrer y lavar el frente de sus casas, hasta separar sus residuos, cuidar el agua, no tirar basura en la vía pública y producir, en algunos casos, sus propios alimentos.

Orizaba tiene ciudadanos que llevan a la practica esos proceso de educación ambiental, que se han formado en valores y conceptos, y desarrollan habilidades y  actitudes necesarias para una convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y su medio ambiente.

Aldo Huerta Peña, coordinador de Ecología, Parques y Jardínes del Ayuntamiento de Orizaba, señala que el municipio ha tenido un progreso en cuanto a la educación ambiental y los ciudadanos han adquirido es conocimiento, pero sobre todo lo han puesto en práctica.

Orizaba es considerada la ciudad más limpia del país, y eso la ha llevado a recibir reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Compromiso

Se ha visto un compromiso muy importante por parte de los ciudadanos que han adoptado y llevado a la práctica estás estrategias de cuidado ambiental.

Las autoridades municipales han empleado diversas estrategias para incentivar entre los ciudadanos esa educación ambiental; el personal ha hecho un esfuerzo importante por inculcar esta cultura en los orizabeños.

Se ha trabajado en escuelas, con jefes de manzana, con asociaciones civiles, a través de jornadas educativas, e incluso en redes sociales; se les ha dado a conocer la importancia de cuidar los recursos que se tienen como es el agua, la vegetación, los residuos, contaminación auditiva, por citar algunos.

“Todo esos puntos que son importantes para tener un medio ambiente sano, se han ido trabajando a través de de la educación ambiental”, comentó.

El nivel de cultura ambiental y educación de los ciudadanos se ve reflejado en las condiciones en que se encuentra la ciudad, es una ciudad limpia, los ciudadanos cuidan el agua, están acostumbrados a separar sus residuos, a no tirar basura, entre otros.

“Es importante que nosotros como ciudadanos, toda esa información que nos llega del cuidado de nuestros recursos naturales y del medio ambiente, lo pongamos en práctica. Se ha visto que en Orizaba los ciudadanos, ponen en práctica lo que escuchan en la radio o en redes sociales, lo que sus mismos hijos aprenden a través de las jornadas educativas, lo transmiten a sus padres ya los familiares y van transmitiendo ese conocimiento que se pone en práctica en la ciudad”, comentó.

Conocimientos

Cuando se escucha el concepto de: educación ambiental, muchas veces se cree que es únicamente para los niños, pero no se queda nada más ahí, son los pequeños los que transmiten esos conocimientos a sus padres o abuelos, a sus hermanos, “y ellos son un vínculo de pasar esa información y esos nuevos hábitos que debemos ir adquiriendo para tener un mejor planeta”.

Es por ello que el Ayuntamiento de Orizaba le ha puesto mucho a la educación ambiental en los niños y adolescentes, ellos se han convertido en una vía más rápida para llegar con sus padres y formar nuevos hábitos en materia ambiental.

“Grandes y pequeños tenemos la obligación de poner atención en esos temas, en toda esa información que se adquiere en cuanto al cuidado del medio ambiente, es importante ponerlo en práctica”, comentó.

Cuando se acude a las escuelas a dar información sobre el cuidado del medio ambiente, explica, se abordan diferentes temas como es: el cuidado del agua, la diversidad que existe en nuestra ciudad, separación de residuos, reproducción de plantas y huertos de traspatio.

Apostar por los niños

Es el área de Educación ambiental de la que acude a las escuelas a impartir este tipo de pláticas a fin de formar a los niños como ciudadanos solidarios con el medio ambiente.

Muchos de estos temas van encaminados a la agenda ambiental 2030, así como las acciones que se toman por parte del ayuntamiento, buscando ser un municipio con desarrollo sostenible.

“No hay mejor manera de ver el alcance que se tiene en la educación ambiental que ver y observar nuestra ciudad; tenemos una ciudad limpia, áreas verdes, reconocimientos a nivel nacional e internacional sobre las opciones que tenemos para el cuidado de nuestro planeta”, comenta.

Mucha gente pareciera que es sencillo adoptar la tarea de separar la basura, pero no conoce que atrás de esta acción hay muchos beneficios, por ejemplo ya no se va a contaminar el suelo y el agua, ni tampoco la atmósfera.

Con el simple hecho de separar la basura y aprovechar la que se pueda aprovechar, se va a generar un impacto positivo a todos nuestros recursos naturales.

Otro tema que también está adoptando la población con prácticas, son los huertos de traspatio; hay gente en la ciudad que está aprovechando sus pocos espacios para cultivar sus propios alimentos y a través de esto obtener independencia alimentaria, pero también contribuir al cuidado del medio ambiente.

“Es una manera de vivir en donde nosotros podemos suministrar una porción de nuestros alimentos aprovechando los espacios de nuestras casas, dónde se citamos tener un jardín muy grande, hay incluso casas que no tienen un jardín pero tienen un patio muy pequeño y aprovecho este espacio para poder tener sus hortalizas para autoconsumo”, comentó.

Orizaba es una de las ciudades que ha tomado acciones muy representativas para el cuidado del medio ambiente; ha invertido en la planta separadora de residuos Ecori, ha implementado programas de separación de residuos que tienen beneficios en el pago del predial, los ciudadanos tienen la cultura de no tirar basura en las calles, se cuida el agua y se proporciona de buena calidad, por citar algunos ejemplos.

Para lograr que una ciudad tengan ciudadanos con educación ambiental, comenta, es tarea de todos. Las autoridades tengas y más recursos para implementar acciones y programas en esta materia, y los ciudadanos deben de adoptar estas acciones y llevarlas a la práctica.

“El tener una ciudad sostenible se tiene que tener una manera de vivir muy acorde al cuidado del medio ambiente, pero se tiene que involucrar tanto la sociedad como el gobierno, así como la parte educativa”, comentó.

Intervención del gobierno, la sociedad y el sector educativo, es como se va a lograr alcanzar los objetivos de tener ciudadanos educados en material ambiental.