Cubrebocas, tu mejor aliado contra el covid

Agencias
Sea un cubrebocas quirúrgico o de tela, lo importante en este momento de la pandemia es usarlo de manera correcta y reforzar las otras medidas que han sido la constante desde que llegó Covid-19 hace dos años, indicó el infectólogo Javier Ramos.
La recomendación de médicos en otros países ante el veloz Ómicron de cambiar a mascarillas más eficientes, como las N95 y KN95, es correcta, señaló el profesor del Hospital Universitario y fellow de IDSA (Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América).
Sin embargo, las mascarillas de tela siguen vigentes, si se combinan con las otras acciones preventivas.
“(Hay que evitar) los casinos, los cines, los centros de diversión, porque el de tela simple no le va a dar la protección que quisiéramos”, especificó Ramos.
“Lo ideal es promover en la mayor parte de la población el uso de las mascarillas quirúrgicas de tres capas, en la medida en que sea posible, sobre todo en el personal médico, sí, las N95.
Es cierto que esta variante es más transmisible y probablemente un cubrebocas delgadito no dé la protección que todos queremos”.
Sin embargo, la economía de las familias puede no ser la mejor en este momento del año para la compra de cubrebocas que llegan a superar los 100 pesos por unidad.
“Sí es importante que se usen los cubrebocas que son de tres capas”, expresó el especialista, “pero si vamos a ponernos en un punto de vista práctico, ¿qué es mejor? ¿que la gente no use los de tela?
“Si se usan (los de tela), sí disminuyen, aunque no en forma importante, la posibilidad de riesgo. No se debe, por lo tanto, abandonar el uso de esos cubrebocas”.
De ahí que, el infectólogo llama a utilizar las mascarillas correctamente, protegiendo nariz y boca, a evitar las aglomeraciones de lugares cerrados, respetar la distancia y a no olvidarse del lavado de manos.
El N95 o el KN95, por sí solos, no son mágicos, apuntó.
“Esto (la recomendación de usarlos) es particularmente en estas semanas que ya estamos viviendo la cuarta ola, porque es un virus más transmisible.
Pero se deben evitar espacios cerrados con mucha gente porque aun con cubrebocas N95, aunque disminuye de forma importante el riesgo, tampoco hay garantía”.