Alarma por fuga de gas en lindero con Tezonapa

José Luis Jiménez

El Mundo de Córdoba

Cosolapa.- Movilización de personal de rescate y policías municipales provocó una fuga de gas en tres cilindros de 20 y 10 kilos; dos, al ser arrastrados por unos perros que reventaron la tubería y el otro, por una falla en la válvula de cerrado, en la avenida Juan Lozano y calle Jiquilpan, cerca del lindero entre Veracruz y Oaxaca.

Agentes viales y policías cerraron momentáneamente la zona mientras se controlaba la fuga en los tanques de gas y se aislaban, ante el temor de un incidente de mayores consecuencias.

Para el director de Protección Civil Municipal, Edmundo Saavedra Romero “unos perros dañaron la tubería de dos tanques de 20 kilos y sobrevino el problema. El otro fue una fuga, menor en un tanque pequeño de un vendedor de churros”.

Los hechos ocurrieron alrededor del mediodía del sábado, en la avenida Juan Lozano cuando unos caninos, que desataron una pelea, tiraron dos de tanques de gas que se encontraban afuera de una cuartería.

El incidente provocó que la tubería se daría y la presión del gas, inició la fuga y alarma de los vecinos ante el temor de un siniestros de mayores consecuencias.

Una llamada anónima al número de emergencias 911 confirmó el problema, en el lindero con Tezonapa.

Personal de Protección Civil, frenó la fuga de gas, cerró las válvulas de seguridad y retiró los cilindros para evitar un problema de mayores consecuencias.

“Fueron unos perros los que causaron el daño, no tiene nada que ver la empresa gasera o el estado en que se encuentran los cilindros, fue una situación ajena”, dijeron informadores.

En esa misma zona,  personal de Protección Civil, detectaron una tercera fuga de gas en otro cilindro pequeño de un comerciante debido a un desperfecto en la válvula.

“Cerramos la válvula de seguridad y apoyamos al propietario a cambiar la rosca dañada para que no hubiera más problemas”, reportó el personal de rescate.

A pesar de la situación no se registraron personas intoxicadas sólo crisis nerviosa en algunos vecinos, pero no ameritó atención mayor.