Aumenta basura en el río Blanco

 

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.-Vecinos asentados en los márgenes del río Blanco han observado un incremento de basura desde los últimos meses que el servicio de Limpia Pública comenzó a fallar, por lo que se requieren jornadas de limpieza y un programa en específico para salvar al afluente.
Vecinos de la colonia Hogar denunciaron que debido al ineficiente servicio de recolección de basura que se acentúa en el último año de la administración 2018-2021, se comenzó a observar mayor presencia de desechos a lo largo del río que quedan atorados en las raíces de los ahuehuetes.
A pesar de la vigilancia de los ciudadanos, sin temor alguno personas arrojan sus desechos contribuyendo a la contaminación.
Grupos ambientalistas desde el inicio de la pandemia, cesaron sus jornadas de limpieza en el río Blanco a fin de evitar poner en riesgo a la ciudadanía y contribuir a no generar aglomeraciones.
En un recorrido realizado sobre el Río Blanco a la altura de las calles Paulino Martínez y Melchor Ocampo, se observaron principalmente bolsas plásticas, botellas, ropa, costales y desechos orgánicos.
Debido a la pasada temporada de lluvias qué arrastraron troncos ramas y maleza sobre el Río Blanco ha quedado todo en este material donde también se acumulan los desechos que la población arrojan al afluente.
Los vecinos comentaron que el año pasado buscaron el acercamiento con las anteriores autoridades para exponerles algunas propuestas con la finalidad de llevar a cabo acciones que permitan disminuir la contaminación con basura al río.
Sin embargo, con el pretexto de que se trataba del último año de administración y debido a que se encontraban en el proceso del cierre de actividades, no se le pudo dar atención a las acciones propuestas por los vecinos.
Entre las propuestas de los vecinos, está la creación de un comité que lleve a cabo jornadas de limpieza de manera periódica, donde se pretende involucrar principalmente a los vecinos del río para que sean ellos quiénes contribuyan a la conservación y a la vigilancia del afluente.
“No estamos seguros de que esté permitido o si se pueden hacer excepciones pero pretendemos instalar mayas a manera de barreras donde hemos identificado que las personas con frecuencia acuden a tirar basura y de esta manera impedirles el paso”.
Los vecinos esperan en próximas fechas solicitar una audiencia con la nueva administración municipal con la finalidad de buscar alternativas en conjunto establecer acciones para salvar de la contaminación al río Blanco y a los Ahuehuetes.