Larga vida a la ropa

Adoración Castelán
Diario El Mundo
El concepto de moda sustentable salió a la luz desde la década de los 90’s pero, como todo en la industria de la moda, este ha ido evolucionando ante la necesidad del consumidor; sobre todo, ante la urgencia de buscar una alternativa viable para el consumo de la vestimenta sin continuar dañando el medio ambiente a través de la contaminación.
“Antes el decir que algo era reciclado no se tomaba tan bien para la moda, ahora hemos descubierto que es la mejor decisión que puedes tomar, ya que le das una segunda vida a ropa que de otra forma terminaría en un vertedero creando más contaminación”, comparten Ana Paola Guzmán y Sihgrid Zúñiga, quienes están al frente de un proyecto de diseño y moda en Córdoba, apostando por el camino de las segundas oportunidades hacía las prendas de vestir y así impactar de manera positiva en el planeta.
Increíblemente en los últimos cinco años han incrementado la cantidad de marcas ecológicas que ofrecen diferentes alternativas de consumo consciente, desde ropa de segunda mano, ropa elaborada a base de botellas pet o empresas que se encargan de la compostura y rediseño de prendas “anticuadas o fuera de moda” para volverlas a poner en tendencia. Cada alternativa ha sido un paso importantísimo para la consciencia, pues ninguna de estas marcas explota mano de obra, contamina el medio ambiente con colorantes, deshecha retazos o sobras en vertederos y, la más importante: ninguna contribuye en la emisión de los gases de efecto invernadero en el planeta.
“El retomar la ropa que a veces decimos ‘ya no sirve’, es un paso gigantesco para que las marcas ecológicas continúen creciendo y ofreciendo estas alternativas”, puntualiza Guzmán.
A sabiendas que la moda será un tema que siempre estará presente es importante conocer las alternativas que nos den eso que buscamos en una prenda, pero generando el menor impacto negativo posible en nuestro planeta. Llevar una prenda de moda puesta no tiene por qué ser sinónimo de daño ambiental o de gastar una cantidad “ridícula” de dinero; sabiendo esto, Paola y Sihgrid nos comparten algunos de los tantos beneficios que la moda circular tiene para todos.

 

5 beneficios de consumir moda circular

1. Cuidas tu cartera
La moda circular ofrece precios incluso más accesibles que la moda comercial de grandes marcas, por lo que es una manera responsable de invertir en tu guardarropa. No siempre tienes que gastar cientos de pesos en una prenda para lucir “en tendencia”, busca opciones, pues ya hay muchas. Incluso si en tu ciudad no existe una tienda con este tipo de servicio, las opciones en internet con envíos nacionales, abundan.

2. Ropa de diseño único
Los diseños de la moda circular son únicos, pues mientras que grandes marcas hacen millones de vestidos, pantalones o blusas exactamente igual, con la moda rediseñada no encontrarás a alguien que use exactamente la misma prenda.

3. Puedes personalizar tus prendas
Esta es otra ventaja, pues quienes se dedican a esto, también ofrecemos el servicio de que personalices cada prenda a tu estilo o gusto, pues cada cuerpo es distinto y a todas nos queda diferente las prendas,

4. Calidad y mayor durabilidad
El que las prendas de la moda circular, se dediquen a rescatar ropa “fuera de moda” no solo nos garantiza mayor calidad en las telas, sino también mayor durabilidad. Recordemos que el “fast fashion” (en lo que se basa la moda comercial actualmente) se ha dedicado a fabricar prendas con poca durabilidad con la finalidad de que continúes consumiendo ropa a corto plazo.

5. Contribuyes al cuidado del medio ambiente.
Consumir ropa ecológica es una manera de cuidar el planeta. La industria de la moda es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel mundial, la producción de ropa y calzado produce el 8% de los gases de efecto invernadero, cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura. ¿Necesitas más datos reales para hacer consciencia del daño? ¡Es tiempo de ayudar!