Revisa CDHV las cárceles municipales

La Delegación Regional de Derechos Humanos en Veracruz, señaló que habrá revisión de instalaciones y condiciones de reclusos

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

A fin de revisar las condiciones en que se encuentran las cárceles municipales de la zona, se dará inicio a la primera revisión por parte de la Delegación Regional de Derechos Humanos en Veracruz (CDHV), informó el titular de la dependencia, Manuel Antonio Sánchez Hernández.
De acuerdo a la última revisión del 2021, que se hizo en diciembre, se encontró que las administraciones salientes no les dieron el mantenimiento correspondiente, así como en algunas quitaron las cámaras de circuito cerrado que se habían instalado.
Expuso que la ley de la Comisión de Derechos Humanos, establece que por lo menos se deben hacer tres revisiones al año a las cárceles municipales, a fin de verificar las condiciones en que se encuentran operando estos espacios y en su caso hacer alguna sugerencia.
En las visitas del año pasado se halló que las cárceles se encuentran bien, la mayoría son pequeñas y tienen sólo una celda, pero se les checa que esté en buenas condiciones, pintadas, con privacidad en el baño, cobijas y colchonetas, y todas las han tenido, algunos municipios las tienen en mejores condiciones, muchas se encuentran dentro del palacio municipal y otras se están estableciendo en lugares distintos al Palacio.
Dijo que en las revisiones se detectó que algunas carecen de pintura, mantenimiento en general pues por el término de las administraciones ya no se les atendió.
Recordó que durante las revisiones del año pasado se les recomendó que contaran con cámaras de circuito cerrado, para poder tener cuidado de que estén bien, y sí lo hicieron la mayoría de los municipios, sin embargo, algunas que se revisaron en diciembre, se encontró que las cámaras ya las había quitado la administración saliente, por lo que ahora se checará cómo están.
En este sentido, dijo que la colocación de cámaras no es una obligación, ni amerita una recomendación, pero sí se hace como una observación, sobre todo, para evitar cualquier cuestión que la persona que está privada de su libertad, en ese momento diga que ha sido objeto de una violación de derechos humanos y con las cámaras se puede tener constancia y saber lo que pasó.
Asimismo dijo que en las últimas visitas se encontró que algunas carecían de agua, no reunían la higiene adecuada, pero casi la mayoría estaban en condiciones buenas, también se visita el Cereso en Amatlán, junto con la Dirección de Atención a Centros Penitenciarios que es la que realiza la inspección.
Recordó que en las cárceles municipales no pueden estar más de 36 horas ingresados, pero algunas cárceles no habían tenido ingresos en meses, lo que se constata al checar el libro de ingresos, esto sobre todo para obligarlos a que puedan tener todo en orden.
Sánchez Hernández, mencionó que en el caso de la cárcel municipal de Orizaba cuenta con todos los requisitos, incluso, más allá de lo que sería cualquier cárcel.